Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

“PERMISOS PAGOS EXTRAORDINARIOS”

Malestar por policías “avivados” que se declaran con COVID y no van a trabajar

La maniobra fue expuesta por policías en actividad, quienes adujeron que los superiores, incluida la Jefatura, no hacen nada para revertir la situación que genera la “avivada” de algunos colegas.

José Ibarra, jefe de la Policía, y el reclamo de policías en actividad molestos con sus compañeros.
José Ibarra, jefe de la Policía, y el reclamo de policías en actividad molestos con sus compañeros.

Todo surge, según lo ventilado, a raíz de un “permiso extraordinario”, mediante el cual numerosos efectivos se declaran con COVID-19, por lo que se les asignan tareas en sus casas por el lapso de dos semanas.

El descontento de los policías que sí prestan servicio a diario, agregaron las fuentes, surge debido a que los supuestos enfermos, por las fotos que suben a sus redes sociales, no evidencian signos de estar con fiebre o algún otro síntoma de coronavirus.

Por el contrario, disfrutan de “juntadas” y hasta salen de excursiones. Por ello, los que van a trabajar están enfurecidos y pidieron mayor control.

El “permiso extraordinario”, se trata de una medida dispuesta desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, en el marco de la pandemia.

Este permiso, lejos de ser precautorio y de resguardo sanitario, se convirtió en motivo de controversia y malestar dentro de la fuerza policial.

El supuesto uso indebido del mismo, por parte de policías que sólo buscan tener unos días de descanso, generó ya numerosas quejas de parte de los efectivos que sí salen a trabajar a diario, quienes exteriorizaron esta situación en las redes sociales.

El permiso se activa con la declaración de síntomas de COVID-19, aunque se desconoce si los solicitantes deben cumplir con otros requisitos, pues el virus demanda varios días para manifestarse totalmente.

En un comienzo, los casos parecían aislados y no llamaban la atención, sin embargo, con el tiempo los pedidos aumentaron y, lejos de generar temor por contagios masivos, la “avivada” salió a luz a través de las mismas redes sociales.

Es que los supuestos enfermos comenzaron a subir fotos a su estados de Whatsaap y Facebook, en los que se los suele ver reunidos con amigos, familiares, sin cumplir las medidas de seguridad sanitarias vigentes.

Lo que colmó el vaso, en tanto, fueron fotos en que se los ve en excursiones en ríos y otros lugares de esparcimiento.

“En sus estados publican sus aventuras por las tardes y noches, sus salidas, sus fiestas, cuando se suponen que están aislados”, se quejaron los policías en actividad.

Cabe mencionar que, en el marco de la aplicación de este permiso, los policías son comisionados a realizar trabajo desde su casa, pero por pocas horas. Para los activos, la jefatura no reglamentó correctamente el “teletrabajo”, por lo que hay mucha confusión.

La furia es aún mayor, cuando al momento de cobrar el sueldo, los que simularon estar enfermos, en realidad, se pasaron la mitad del mes sin hacer nada. “Están gozando de vacaciones pagas”, se quejaron.

Aseguran que la Jefatura no hace nada por poner mayor control

En sus quejas por esta “avivada” de muchos efectivos, incluso de algunos jefes policiales, los policías en actividad apuntaron a la Jefatura por la falta de control.

Dijeron que los policías que incurrieron en estas irregularidades se pueden detectar con facilidad, pues sus cuentas o muros están ligados no sólo a otros compañeros, sino también a los jefes inmediatos.

Pese a ello, adujeron, los superiores no tomaron ninguna medida para hacer justicia, lo que generó aún más bronca entre los policías que sí salen a trabajar y se arriesgan a los contagios aún latentes en las distintas actividades que despliegan.

Sobre la demora en corregir esta situación, los policías en actividad aducen que, en muchos casos, los propios jefes policiales también se aprovecharon de la misma maniobra, por lo que no están en condiciones de llamar la atención a sus subalternos.

Asimismo, explicaron que hay mucha inoperancia de por medio.

Incluso afirmaron que la nueva jefatura policial, ahora en manos del comisario general José Ibarra y su mano derecha, la comisario Adriana Herrera, tampoco quiere meterse con este asunto, pues temen recibir el desprecio de los policías.

Por ello, y ante la falta de orden, los policías comenzaron a exteriorizar su malestar por esta situación en las redes sociales a la espera de que, el Ministerio de Seguridad o alguien más arriba, haga sonar los teléfonos para que se exija más verificaciones de aquellos que aducen estar con síntomas de COVID-19. “La pandemia es grave, no es para estas avivadas”.

 

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
La audiencia se extenderá hasta el 10 de agosto.

CONDUCÍA ALCOHOLIZADO

Juzgan a conductor que causó una muerte e incrustó su vehículo en una vivienda

En la Sala VI del Tribunal de juicio comenzó ayer la audiencia de debate seguida contra Jorge Durand Condorí, (51) imputado por homicidio culposo por la conducción imprudente de un vehículo automotor calificado por culpa temeraria y por conducir con un nivel de alcoholemia superior a un gramo por litro de sangre en perjuicio de Karina Natalia Flores (24) y por lesiones graves culposas en perjuicio de M. J. E. (14), todo en concurso ideal.


ÚLTIMAS NOTICIAS