Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

CONVENIO FIRMADO EN 1964

A 56 años de la muerte del vallisto que luchó por derechos de pastajeros

Aunque por la pandemia y sus restricciones este año familiares y amigos recordarán sin su habitual misa, solo desde el reconocimiento, a Pedro Barboza, promotor del convenio que otorgó a los pastajeros del valle Calchaquí derechos laborales.

Pedro Barboza representaba a la Fatre.
Pedro Barboza representaba a la Fatre.

Hoy se cumplen 56 años de la desaparición física de Pedro Barboza. El convenio que se firmó en 1964 dignificó a los campesinos dándoles derechos que hasta el momento no les eran reconocidos por los grandes terratenientes que se decían dueños de las tierras, y que siempre estuvieron ocupadas por originarios y campesinos.

En ese entonces, los descendientes de familias tradicionales y adineradas pagaban a los peones por su trabajo, todos ellos originarios, con un poco de granos y con la posibilidad de vivir en sus tierras.

Es por eso que Barboza decide levantarse reclamando una justa remuneración y el 4 de septiembre de 1964 participa de la primera reunión que se realizó en el edificio municipal entre los peones pastajeros y los propietarios de las fincas de Cachi adentro, San José de Cachi, Angastaco, San Carlos, Molinos, Payogasta y La Poma, para arribar a un acuerdo. En ese entonces Barboza representaba a la Federación Argentina de Trabajadores Rurales (Fatre). También participó un representante de la Confederación General del Trabajo (CGT).

El acuerdo entre pastajeros y finqueros establecía que las remuneraciones para el peón eran del 60% en dinero y 40% en especies que consistía en la posibilidad de tener pastaje de ganado mayor y menor en las tierras de sus patrones, sin límites de números a campo abierto y una parcela que no podía ser inferior a tres hectáreas, con riego, según los usos y costumbres del lugar. 

A su vez, los patrones podían verificar si las cabezas de ganado que pastaban en sus tierras  pertenecían a las familias de los peones. Los  peones estaban autorizados a vender las producciones de las parcelas como frutos y animales. También podían pastar ganado en terreno de los propietarios cuando no tenía la capacidad de hacerlo en sus propios terrenos.

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Te puede interesar
"La fábrica de cretinos digitales", se titula el libro que se ha convertido en un gigantesco superventas en Francia.

COEFICIENTE MÁS BAJO QUE LOS PADRES

"La fábrica de cretinos digitales", dice el libro de un neurocientífico

"Los 'nativos digitales' son los primeros niños con un coeficiente intelectual más bajo que sus padres", dice desde el libro "La fábrica de cretinos digitales", el neurocientífico Michel Desmurget (Lyon, 1965), director de investigación en el Instituto Nacional de la Salud de Francia.


ÚLTIMAS NOTICIAS