Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ENTRE MILES DE PERSONAS

Bolsonaro pasea caballo e ignora la crisis del coronavirus

Apesar de las 30.000 muertes que ya suma Brasil por coronavirus que le colocan como el cuarto país con más fallecidos de COVID-19 en el mundo, Jair Bolsonaro se dio un baño de masas con un paseo a caballo.

El presidente brasileño Bolsonaro asistió a una manifestación en la que hasta se paseó montado a caballo ante miles de personas.
El presidente brasileño Bolsonaro asistió a una manifestación en la que hasta se paseó montado a caballo ante miles de personas.

El presidente brasileño apareció montando a caballo en un acto junto al Palacio presidencial de Planalto en Brasilia, donde abrazó, saludó y montó a niños junto a él. Bolsonaro se encontró con los ciudadanos que le muestran su apoyo, pero también con protestas sobre las que señala que "conspiran" contra el Gobierno.

Pese a los preocupantes datos que muestra Brasil día tras día a causa de la pandemia que está afectando a todo el mundo, Bolsonaro mira para otro lado y resta importancia a los efectos del coronavirus priorizando la economía ante la salud.

Brasil superó este domingo los 500.000 casos confirmados de coronavirus y quedó al borde de sumar 30.000 muertes por la enfermedad, mientras el gobierno informó que recibió de Estados Unidos dos millones de dosis de hidroxicloroquina, un remedio desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tratar la enfermedad.

La cantidad de nuevas defunciones contrasta con las más de 1.000 registradas entre el martes y el viernes pasados, aunque es usual que los fines de semana sea menor debido a que entonces trabajan menos personas en el procesamiento de las estadísticas de la pandemia.

Más temprano, el gobierno informó que recibió dos millones de dosis de hidroxicloroquina de Estados Unidos para tratar a enfermos de coronavirus, pese a que no es recomendado por la OMS, y anunció un programa de cooperación sanitaria entre ambos países, los dos más afectados por la pandemia.

La hidroxicloroquina, un medicamento usado habitualmente para tratar la malaria, será aplicada a “ayudar a los enfermeros, médicos y profesionales de la salud de Brasil contra el virus” y también “para el tratamiento de los brasileños infectados”, dijo la cancillería en un comunicado.

Esa sustancia es defendida como un medicamento efectivo contra el coronavirus por los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de que no existen estudios científicos que confirmen esa hipótesis.

La OMS instó a los gobiernos a evitar su uso, pues no se comprobó el supuesto efecto benéfico y, en cambio, se estableció que puede causar otros males, como arritmias cardíacas y eventuales infartos.

La nota de la cancillería agregó que Estados Unidos se comprometió a donar al país 1.000 respiradores en el contexto de la “antigua cooperación bilateral en materia de salud”.

Segundo país del mundo con más contagios

La manifestación fue convocada en momentos en que Brasil, con casi medio millón, es el segundo país con más contagios de la Covid-19 en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, y el cuarto en número de fallecidos, con 28.834, según el último dato oficial.

Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia de coronavirus, sumaba este domingo cerca de 1,8 millones de contagios y más de 104.000 muertes por la enfermedad, mientras se intensificaba el debate acerca de la previsión de la cantidad de fallecimientos que dejará la pandemia.

El país acumulaba 1.779.853 casos y 104.081 defunciones, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins que, a falta de estadísticas nacionales consolidadas, considera los datos de cada región.

Esos datos, que la universidad exhibía en su base de datos en línea, representaban un aumento de 20.128 contagios y 692 muertes con respecto a 24 horas antes.

El número de decesos dejó atrás la primera estimación del presidente Donald Trump, de entre 50.000 y 60.000, y se encamina a superar la última predicción del mandatario, de entre 100.000 y 110.000.

Más de Mundo