Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

COPA DE CAMPEONES

14 mil hinchas en la final del fútbol de los barrios

Impresionante fue el marco de público en la final de la Copa de Campeones del fútbol de los barrios. Según los organizadores del torneo, hubo cerca de 14 mil personas el miércoles por la noche el estadio Martearena, para el partido definición entre los barrios Castañares -el cam-peón- y Santa Ana.

NDS |

Castañares alzando la Copa de Campeones.

Un cotejo que albergó más espectadores que los torneos profesionales y del fútbol amateur en Salta, aunque las comparaciones sean odiosas. Y fue una de las mejores jornadas futbolísticas en lo que va del año en Salta para el fútbol de los barrios, porque además de la final, hubo solidaridad con la recolección y entrega de mercadería destinada a merenderos y comedores de Castañares, Santa Ana, Mosconi y el interior de la provincia.
Con una buena presencia de familias enteras en la cancha e incluso dentro del campo de juego cuando una hilera de niños de las escuelas de fútbol recibieron a los protagonistas del partido, el torneo fue un éxito.
“Por la cantidad de gente que convoca, por lo que significa para el barrio, por las ganas que tienen de jugarlo, porque muchos chicos de los clubes pasaron por el torneo y ahora están en un nivel superior, el torneo fue un éxito”, consideró Sergio Plaza, secretario de Deportes, una vez finalizado el encuentro.
“Este torneo debe seguir en próximas ediciones, y en esta cancha (estadio Martearena) porque a pesar de la cantidad de partidos que se disputaron el campo aguantó de manera impecable. Todo lo que se generó aquí fue positivo”, agregó también Plaza, quien, además, fue el encargado de entregar -junto a su equipo- los reconocimientos a los subcampeones y campeones del certamen.

Más de Deportes
Saúl no falla. El “Aleti” da un cachetazo al Liverpool.

CHAMPIONS LEAGUE 2019/20

Atlético baja en el Wanda al Liverpool

Atlético de Madrid sorprendió al Liverpool en el Wanda Metropolitano y dejó al actual campeón tocado en un ejercicio muy de Simeone.