Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

POR UN MANDATO DE LA JUEZA

Asuntos Indígenas advierte sobre suspensión de desalojos

Desde el Ministerio de Asuntos Indígenas se hizo una presentación ante la jueza en lo Civil y Comercial de 11ª Nominación, María Fernanda Are Wayar para hacerle conocer la preexistencia de miembros de la comunidad “Lule”.

NDS |

El mandato de la jueza es por la donación en tierras reclamadas por los Lules.

Es un sitio ubicado en la zona oeste, y cuyo territorio ya se encuentra relevado por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), en el marco de la ley Nº 26.160, que tiene por objeto la regularización territorial de las comunidades originarias.

Por su parte, desde el Poder Judicial se sostuvo que el proceso legal está recién iniciado y con el mandamiento que se envió lo único que se quería constatar era el lugar en donde vive una familia en particular, y que se encuentra donado a una asociación civil.

La historia sobreviene  de la sanción y promulgación de la Ley Nº 7886 por la cual se estableció la donación de la matrícula N° 106.963, de un terreno que en los papeles aparece como propiedad de la provincia, al Centro de Residentes de los Valles Calchaquíes, Zona Norte, en 2015.

Esto implicaba la entrega del terreno en el que se ubican canchas que la mencionada asociación civil había construido en el terreno. Estas construcciones se hicieron en el marco de un comodato otorgado en el lugar por la provincia.

Falta de información

Aunque la Ley no lo indica, en el plano que se encuentra delimitado en la Dirección General de Inmuebles se ve que el terreno cedido tiene tres hectáreas aproximadamente.

El presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Godoy, por su parte, aseguró que el terreno cedido por la Ley sancionada (que se trató a solicitud del Poder Ejecutivo, según explicó) es aquel sobre el que se erigen las canchas.

Pero desde la comunidad Lule, por el contrario, se sostuvo que la asociación civil tiene la pretensión de ir por al menos siete hectáreas del terreno. Es entonces que, dentro de ese reclamo, quedaría encerrada y afectada la familia Fernández, a quien le llegó la notificación de constatación de ocupación. 

El pedido de constatación ordenado por la jueza Are Wayar se realizó en el marco de la causa del Club de Residentes de los Valles Calchaquíes contra la familia Fernández por reivindicación del inmueble.

El mandamiento indica de manera textual "Constatar el estado de ocupación" del inmueble por parte de los acusados. También desde ese instrumento se solicita que se "Identifique quienes son los ocupantes y en qué carácter realizan dicha ocupación", además de las "Mejoras del citado inmueble, consignando su estado, tipo de construcción, y si cuenta con luz eléctrica, gas, agua, pavimento y todo otro dato de interés para la subasta judicial", de ser necesario "Con la ayuda de la fuerza pública".

Preocupación de la comunidad

Lo establecido en el mandamiento de la jueza llamó la atención de la comunidad que inició un acampe en el lugar donde se encuentra la familia Fernández, dado que entendieron que una vez terminada la causa (que sospechan apunta a un desalojo que no tendría que corresponder), se rematarían bienes. 

Sin embargo, desde el Poder Judicial se aseguró que el proceso está en la etapa inicial y "la superficie no está constatada". Poco se pudo saber de la disposición de constatación para una posterior subasta judicial, indicada en el escrito enviado.

La advertencia a la jueza

Desde la Subsecretaría de Regularización Territorial del Ministerio de Asuntos Indígenas de la provincia, y el Equipo Técnico Operativo (ETO), se le recordó a la jueza que ante la aplicación de la ley Nº 26160, que establece la regularización dominial de las tierras de comunidades originarias, cualquier pretensión de desalojo sobre el territorio está suspendida. 

Según la comunicación que enviaron desde la cartera que desde ahora tiene el tema a su cargo, para hoy se tiene prevista una reunión con los legisladores a fin de abordar el origen del conflicto.

Ello a fin de determinar cuál fue la razón en la Legislatura en aquel 2015 para llegar a la sanción de la ley de donación a favor del club vallisto del inmueble.

Ello en consideración que el territorio había sido relevado a favor de la comunidad en el año 2011, o sea antes de la donación.

Más de Provinciales
La concesión de 40 mil hectáreas más de área preservada de Salta Forestal sería para una Asociación de Productores de Legumbres.

CONVENIO PARA CULTIVO DE SOJA

Protestan contra la entrega de otras 40 mil hectáreas en Salta Forestal

Puesteros de la Asociación Criollos Unidos por Nuestra Tierra, de Salta Forestal, en Anta, se manifestaron preocupados por la existencia de un acta acuerdo mediante la cual se otorgarían en concesión 40 mil hectáreas a una asociación de productores de legumbres lo cual implicaría más tierra preservada para el cultivo de soja.

Los pobladores de Alto La Sierra en Santa Victoria Este, habían decidido la toma del hospital tras la muerte de una estudiante de enfermería.

LA NORMALIDAD VUELVE AL HOSPITAL

Se destrabó el conflicto y terminó la toma en Alto La Sierra

Finalmente se logró un acuerdo con los vecinos de Alto La Sierra, en Santa Victoria Este (departamento Rivadavia), que permitió que se levante la medida de protesta que se venía llevando adelante hace más de dos semanas, con la toma del Hospital local.

Un grupo de vecinos de Cafayate presentaron una denuncia judicial al IPV para impedir que por supuestos acomodos detectados se realice el sorteo.

LA JUSTICIA DESESTIMÓ EL RECLAMO

Pese a las denuncias se hizo el sorteo de lotes del IPV en Cafayate

La justicia provincial rechazó la presentación judicial de vecinos cafayateños por supuestas irregularidades en la inscripción para acceder al sorteo de lotes sociales. Finalmente el lunes se realizó el primer sorteo de los adjudicatarios.