OPINIÓN

Críticas de Romero a Massa... o... el pez por la boca muere

Nadie puede negar que luego de conocerse los resultados que se obtuvieron tras las elecciones generales del pasado 22 de octubre, la política se metió de lleno en la vida de los argentinos.

El voto de 2.007, prueba innegable. Padre e hija. ¿Empezar a sembrar para 2.025?
El voto de 2.007, prueba innegable. Padre e hija. ¿Empezar a sembrar para 2.025?

Y es que, a partir de esos resultados, donde la sorpresa estuvo en el orden que ocuparon los precandidatos presidenciales, la lista se reacomodó en comparación de la lectura que brindaron las PASO del 13 de agosto que en esa oportunidad el primer lugar lo obtuvo Javier Milei, de La Libertad Avanza, seguido de Juntos por el Cambio en la figura de Patricia Bullrich y el tercer lugar lo ocupara Sergio Massa. En tanto, en las elecciones generales, el 22 de octubre, el primer lugar fue para Sergio Massa y el segundo puesto fue para Javier Milei, confirmando lo que varias encuestas auguraban sobre quienes quedarían para dirimir el puesto presidencial en el balotaje.

A partir de esta realidad comenzó otra película, donde personajes archiconocidos hicieron su irrupción -una vez más- para empezar a acomodar sus propias apetencias en el campo de la política.

Es en estas circunstancias que surgen declaraciones de esos archiconocidos "políticos" de orden nacional y también del orden local que siguen generando sorpresas, en un país donde nada debería sorprender a nadie. En el plano nacional se lleva todas las miradas -las optimistas, las de la esperanza, las de la desconfianza, las del desconcierto, las de la incertidumbre, las de la fe, las de las dudas que hacen que los ahora nuevos viejos votantes se tienen que esforzar sobre qué candidato elegir, o como dicen algunos, definir qué país queremos-, el otrora presidente Mauricio Macri que en una loca aventura apoya o dirige -según como se mire- a Javier Milei.

Con ese problema existencial personal que cada uno deberá resolver si le gusta esa nueva dupla electoral, analizamos algunas declaraciones de "un" personaje que representa (¿representa?) a los salteños. Nos referimos al actual senador nacional por Salta, el benemérito (Que merece premio, agradecimiento o estima por sus servicios -¿los merece?-) e inoxidable Juan Carlos Romero.

Es en este contexto político actual, donde estos viejos actores sí aparecen, obviamente porque también tienen intereses personales más allá de la supuesta entrega y vocación de servicio por el pueblo al que representan, toman partido por uno u otro candidato encaminado en una lógica electoral que sentencia que hasta aquí, todo bien. Entonces, ¿porqué analizar algunos de sus dichos?, ¿Qué dijo este señor?

… "Ahora es cierto que las instituciones, los partidos, bueno, pueden ser neutrales; pero lo que no es aceptable, que las personas sean neutrales. Que la alternancia en democracia es muy importante y si ya se domina las urnas, se domina la dádiva, se hace el plan platita para reventar el Estado para conseguir votos, si se logra amañar, eso no es democracia, eso es lo que tuvo México: 70 años de un partido único, de un partido dominante, yo no quiero que esto se convierta… Argentina se convierta en un país en donde no haya alternancia y la única esperanza sea esperar el plan platita, recibir algunas dádivas y vivir pobre para siempre. Eso me parece que es lo peor que nos puede pasar y bueno, en el caso personal mío, obviamente yo voy a votar en contra del kirchenerismo, de Sergio Massa, porque es lo que vengo haciendo hace 20 años".

Para poder entender lo expresado por el senador hay que hacer un poco de historia:

Juan Carlos Romero ingresa a la política allá por 1.985 como Convencional Constituyente para la Reforma de la Constitución de Salta (03/11/85 - 02/06/86).  Presidente de la Comisión Redactora de la Asamblea Constituyente de la Provincia de Salta.

En 1.986, a instancias de su padre, Roberto Romero, y a través de la Asamblea Legislativa es elegido como senador nacional por el período 1.986 - 1.992, por el Partido Justicialista.

Senador Nacional por el período 1.992-1.995.  Presidente del Partido Justicialista Distrito Salta.

Gobernador de la Provincia de Salta para el período 1.995 - 1.999. Miembro del Consejo Nacional del Partido Justicialista - Distrito Nacional. Presidente del Partido Justicialista - Distrito Salta.

Gobernador de la Provincia de Salta para el período 1.999 - 2.003. Miembro del Consejo Nacional del Partido Justicialista - Distrito Nacional.

Gobernador de la Provincia de Salta para el período 2.003 - 2.007. Miembro del Congreso Nacional del Partido Justicialista- Distrito Nacional. Presidente del Partido Justicialista- Distrito Salta.

Senador Nacional por el período 2.007- 2.013.

Senador Nacional por el período 2.013- 2.019.

Senador Nacional por el período 2.019- 2.025.

Desde su cuna, se podría asegurar, que el actual senador es de origen peronista, como su padre; de hecho, tal como ilustra la imagen que acompaña estas líneas, claramente se puede leer que Juan Carlos Romero fue elegido senador nacional acompañando la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner (año 2.007) y en su discurso se puede percibir -claramente- su incongruencia al señalar que "…la alternancia en democracia es muy importante". Esa frase por sí sola tiene el peso lapidario al posarse en su persona porque como lo indica su trayectoria, ahora en 2.023 cumple 38 años de vivir de la política, con el agravante que el senador Romero carga sobre sí denuncias de diverso tenor y calibre y que -justamente- por los fueros que ostenta, la justicia "no puede" aplicársele; añadiéndole además, que es uno de los senadores con un notable ausentismo en las sesiones del Senado, donde dice que trabaja. Con un 33% de faltas a "su" trabajo, el justificativo se encuentra en sus numerosos viajes al Mediterráneo, lo que quedó expuesto hasta en comentarios del ministro candidato Sergio Massa.

Siguiendo con las expresiones reproducidas en estas líneas: …"en el caso personal mío, obviamente yo voy a votar en contra del kirchenerismo, de Sergio Massa,  porque es lo que vengo haciendo hace 20 años". Se aclara que él accedió al lugar donde está gracias al kirchnerismo en 2.007, el cual hoy detesta y que quizás por problemas de edad (cumple 73 el 16 de noviembre) no anda sumando bien y lo peor que desnudan estas líneas es este acto de "traición" al sector que lo cobijó y que le sirvió de trampolín para ocupar el lugar que hoy detenta y que por cuestiones de oportunismo hoy es uno de los libertarios más vehementes que tiene Milei. Debe ser por su amistad con Macri, algunos dicen que entre ellos la palabra amistad se lee negocios.

Con esta actitud o actividad, los malpensados de siempre argumentan que en realidad Juan Carlos Romero está empezando a hacer campaña para comenzar a sembrar lo que tendría que ser su reelección en 2.025, no por vocación sino por temor a que la sombra de la Justicia en sus causas judiciales deje de ampararlo del sol o la luz que tendría que emanar de la Justicia teniendo en cuenta que una de las causas -la que más le preocupa-, La Ciénaga, de ella se trata, cobre tal fuerza que solamente pueda seguir siendo retrasada si continúa teniendo fueros. No está demás recordar que esa causa luego de 13 años -desde su denuncia el 4 de octubre de 2.010- y de transitar el lento derrotero judicial se encuentra en punto cero. Se supone que en cualquier momento esa causa, ya desarchivada, tome el envión o impulso que necesita para que el salteño común vuelva a creer en la justicia de los hombres de bien.

Recientemente y luego de la derrota sufrida por su hija Bettina, el senador empezó a "aparecer" en los medios locales con declaraciones para querer ayudar a su hija -quizás para que la tengan en cuenta- a obtener algún cargo en el recambio del gobierno de Salta que seguramente se dará en el inicio del segundo mandato de Sáenz. En una oportunidad, su brabucona declaración por defender la gestión de su hija no le salió bien por que dijo que "Si alguien no le gusta la nueva Plaza 9 de Julio que haga la denuncia". Resultado? la concejala Agustina Álvarez Eichele recogió el guante que tiró el senador Juan Carlos Romero y anticipó que realizaría la denuncia y aseveró que irá hasta las últimas consecuencias, para visibilizar las irregularidades que vienen exponiendo de manera sucesiva.

Por otra parte, el senador por Cachi, Walter Wayar, que fuera el vicegobernador de Romero, ante declaraciones de su otrora jefe lo mandó a silencio diciendo "Leo en ese mismo periódico (por El Tribuno), decir a Juan Carlos Romero que lleva 20 años votando en contra del kirchnerismo y que va a votar en contra. Ser neutral pueden ser las instituciones pero no las personas". "Si eso lo hubiese dicho alguno de la derecha, está bien, pero Juan Carlos Romero, a todos los cargos a los que llegó, lo hizo por el peronismo. El pueblo peronista lo hizo senador, gobernador y nuevamente senador, al populismo al que hoy menciona con tanto desprecio".

Señaló, además, que, de hecho, Romero llegó a la senaduría nacional en la boleta que llevaba a Cristina Kirchner como candidata a presidenta.

Para el Senador por Cachi, es contradictorio que Romero haya llegado a los cargos por el "campo popular" y hoy se despache con duras críticas tratándolos con desprecio de "populistas", más cuando hace explícito su apoyo a "una persona desequilibrada".

 "Le pido que reflexione y que, por lo menos, vote en silencio y no en contra de quienes le dieron todos sus cargos políticos que tuvo en su vida. Que vote en silencio, que no nos agravie que no nos destrate, porque era nuestro lomo los que poníamos", expresó, y añadió: "No puede el odio hacer que induzca a la gente a ir hacia el vacío y sin mirar el contexto total", remarcó Wayar.

Con los ejemplos citados que evidencian los desaciertos de Romero al declarar, la sociedad espera, mientras las palabras del senador nacional Juan Carlos Romero confirman lo que dice una máxima popular: "Haz lo que yo digo, pero no lo que yo haga"….

PD: Gracias senador Romero por enseñarnos con el ejemplo… casi 38 años de carrera política, oportunista y comercial nos dan una perspectiva de lo que realmente significan sus palabras: El pez por la boca muere.

NAG

 

 

 

 

Compartí esta noticia!

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

El País


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Cultura y Espectáculos


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Economía


VER MÁS

Tendencias


Más de Opiniones
Para Julia Arias la crisis es también una oportunidad.

OPINIÓN

Tiempos de crisis, oportunidad para revalorizar nuestros derechos

Estamos atravesando una enorme crisis. Sabemos que esta palabra más allá de su significado etimológico, lleva consigo la oportunidad del cambio, de tomar decisiones que nos lleven a situaciones diferentes y que impliquen ventajas para estar mejor y salir de ella.


ÚLTIMAS NOTICIAS