Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

NUEVAS DECLARACIONES

Un amigo dijo que Cintia Fernández tenía problemas con alguien de Trata de Personas

Un policía que cumple funciones en Orán, amigo de la infancia de Cintia Fernández, contó que ella le manifestó que tenía problemas con alguien que trabajaba en Trata de Personas.  

Un amigo afirmó que chateó con Cintia hasta el mismo día que murió asesinada.

Lo hizo durante el juicio que se sigue contra  del ex policía Federico Condorí, acusado del asesinato de Fernández

Durante la jornada de ayer también declararon una conocida de la madre de la víctima, un vecino de Parque la Vega que se encargaba de la vigilancia del complejo habitacional en 2011 y dos empleados del consorcio del barrio que en ese momento realizaban tareas de limpieza.

El amigo de Cintia relató que el 19 de abril de 2011 viajó a la ciudad de Salta por un problema de salud de su esposa y permaneció en la Capital durante cinco o seis días. En ese lapso recibió un mensaje de Cintia. Precisó que no hablaba con ella desde hacía mucho tiempo y que se habían visto por última vez en su casamiento. 

Le retuvieron la computadora

La joven le preguntó si conocía a algún jefe en el Departamento de Trata de Personas de la Policía porque tenía problemas con una persona que trabajaba ahí, quien le había retenido una computadora. 

El testigo contó que la puso en contacto con un oficial que conocía en esa área y la charla culminó ahí.

Luego, de regreso en Orán, le envió un mensaje a Cintia por messenger para preguntarle si había solucionado el problema y ella le respondió que sí, sin darle mayores detalles.

A partir de ahí siguieron conversando por esa vía, el 26, 27 y 28 de abril, siempre por la noche, a partir de las 23.

La audiencia continuó con la declaración de un vecino de barrio Parque la Vega que en 2011 se encargaba de vigilar el complejo y realizaba rondas nocturnas.

Indicó que las fechas cercanas al 3 de mayo de ese año no observó ni escuchó nada fuera de lo normal en el block donde vivía la víctima.

También declaró una amiga de la madre de la víctima, cosmetóloga, y dos hombres que en 2011 realizaban tareas de limpieza en el complejo Parque la Vega, como personal de maestranza y mantenimiento.

La versión de la defensa

Cabe recordar que la defensa presentó el jueves dos testigos nuevos, un ex policía y su informante, que en principio tenían identificado e inculparon a una persona adicta con antecedentes policiales, que vivía en Parque La Vega del crímen de la joven.

El hombre le habría dicho a la informante que se “Había mandado un moco con la chica del fondo” y ella se lo retransmitió al ex policía. 

Por la inconsistencia de las declaraciones la fiscalía pidió al Tribunal que se aperciba a uno de los defensores por inconductas éticas y pidió que las actuaciones sean remitidas a la Fiscalía de Derechos Humanos para que investigue la conducta de los testigos. 

La querella adhirió al pedido de la fiscalía y requirió que se los investigue por falso testimonio. 

La fiscalía también solicitó que cese el beneficio de la detención domiciliaria que tiene Condorí, para evitar el entorpecimiento del proceso, lo que finalmente fue denegado. 

La audiencia está a cargo de los jueces de la Sala IV del Tribunal de Juicio: Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano (vocal) y Paola Marocco (vocal interina).

Las declaraciones testimoniales se extenderán hasta el 30 de mayo. Los alegatos se producirán el 6 de junio.

El caso

El 3 de mayo de 2011, en horas de la noche, Cintia Vanesa Fernández fue encontrada sin vida por su madre, en su departamento de Parque La Vega. 

La joven falleció por asfixia por sofocación. Las pericias determinaron que la fecha de muerte fue el 28 de abril de 2011.

Más de Judiciales
La fiscal Gabriela Buabse llevó adelante la acusación del jefe policial y tres subalternos en el que murió un supuesto ladrón.

JUICIO A CUATRO POLICÍAS

Terminó absuelto un jefe policial por la muerte de un vecino

Se trata del comisario, Claudio Burgos, principal acusado en el juicio que se le siguió junto a otros tres policías por la muerte de Gabriel Mura Ortiz, ocurrida el 16 de noviembre, en un supuesto enfrentamiento con una patrulla policial en el barrio Sarmiento.