Y ESCRACHADOS A SU REGRESO

Cortiñas y Perez Esquivel tuvieron un trato hostil en Malvinas

Una comisión de 14 argentinos que estuvo días atrás en Malvinas denunció un trato hostil por parte de los isleños y ratificaron la denuncia sobre la presencia militar británica en las Islas del Atlántico Sur en disputa.

La Comisión de la Memoria de Buenos Aires, denunció tratos hostiles en Malvinas y a su regreso al país los escracharon en el areropuesto.

Los integrantes de la Comisión Provincial de la Memoria de Buenos Aires estuvieron de paso por Río Gallegos, donde manifestaron, además, no haber podido interactuar con los habitantes de las islas como se lo habían propuesto.

La referente de la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, dijo que las sensaciones más fuertes del viaje las tuvo en los lugares donde los combates de 1982 fueron más cruentos: "Fue terrible ver eso y hay que seguir buscando justicia”, sostuvo, y agregó que: "es la tierra nuestra y algún día vamos a poder ir sin necesidad de pasaporte".

La Comisión estuvo alojada en el hotel Malvinas House, donde no fueron hostilizados, pero sí en otros lugares: "conmigo quisieron tener una pelea (...), a Pérez Esquivel lo amenazaban a cada rato y esas cosas", agregó la psicóloga Susana Méndez. Por su parte, el sacerdote José Di Paola destacó que "lo más fuerte fue haber estado en Darwin honrando a los hombres que dieron su vida por nuestra tierra”.

El sacerdote católico dijo que “hubo  ciertas provocaciones en las que nunca hemos caído (...) y eso impidió un buen trato, una buena relación; pero iniciamos un camino, que va a llevar mucho tiempo, pero lo iniciamos”.

Por su parte, el premio Nobel de la Paz y titular del Servicio de Paz y Justicia, Adolfo Pérez Esquivel, coincidió en que el trato recibido no fue el mejor e insistió en "las presentaciones que sean necesarias ante los organismos internacionales para establecer como zona no nuclear a todo el archipiélago".

Escracharon a Pérez Esquivel

El grupo de familiares de los caídos fue a recibir a la delegación argentina encabezada por Perez Esquivel al aeropuerto Jorge Newbery, cuando regresaba de su visita al archipiélago.

El premio Nobel de la Paz fue escrachado por familiares de las víctimas de la guerra de Malvinas junto al resto de los miembros de la delegación argentina que visitó el archipiélago en el marco de las tareas de reconocimiento de los caídos en el conflicto.

La Comisión que agrupa a los familiares de los fallecidos en aquella guerra le entregó una carta al activista en el que lo acusan de querer "denigrar" a los excombatientes y "negarles el tratamiento con el que el pueblo quiere recordarlos".

"Los soldados que yacen en Malvinas en tumbas sin localizar, no son NN, son soldados de la Patria que dieron sus vidas por todos nosotros. Todos conocemos sus nombres, quiénes fueron, a dónde fueron, con quién estuvieron, contra quién pelearon y lo que tenemos bien claro es quiénes los mataron: las tropas imperiales de Gran Bretaña y sus aliados de la OTAN", explica la misiva.

El grupo de manifestantes interceptó a Pérez Esquivel y al resto de los miembros de la denominada Comisión Provincial de la Memoria de Buenos Aires, entre los que también estaban la cofundadora de las Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, y el excombatiente y referente del CECIM de La Plata, Ernesto Alonso.

Unas 150 personas ingresaron por la fuerza a la zona restringida del aeropuerto y le entregaron el texto escrito y firmado por la presidente de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur, María Fernanda Araujo.

La entidad resalta, entre otras cosas, que los soldados "no fueron a defender a la dictadura que gobernaba a nuestro país", sino para "enfrentar la nueva invasión británica".

La entidad respondió así a los dichos de Pérez Esquivel, quien durante su visita a las islas Malvinas había calificado a los fallecidos en la guerra como "NN".

Más de El País
La Cámara Alta aprobó la medida por la situación en 10 provincias, entre las que se encuentra Salta.

GIRÓ A DIPUTADOS

. El Senado de la Nación aprobó y giró a Diputados un proyecto que declara zona de emergencia por 180 días a las localidades de la provincia de Salta que sufrieron las consecuencias de las inundaciones registradas en los primeros días de abril. 

Macri cuenta con un sector pequeño del sindicalismo, entre ellos “Momo” Venegas.

COMO RESPUESTA A LA CGT

. Como respuesta al acto organizado para el Día del Trabajador por la CGT en el estadio de Obras Sanitarias, el presidente Macri prevé también un acto junto a un grupo de dirigentes sindicalistas oficialistas.