GASODUCTO NORTE

Habilitarán solución para asegurar el suministro de gas en invierno

Frente a la imposibilidad fáctica de ejecutar en tiempo y forma el proyecto de reversión del Gasoducto Norte tal como estaba diseñado originalmente, el gobierno está a punto de anunciar una solución temporal para garantizar el abastecimiento de gas en las provincias del norte del país al menos durante el próximo invierno.

La obra es estratégica para el norte argentino. (Foto Archivo).
La obra es estratégica para el norte argentino. (Foto Archivo).

La alternativa fue acercada, en rigor, por TGN, la empresa que opera el sistema de transporte de gas en la región, que propuso a Enarsa y al Enargas la posibilidad de encarar una reversión veloz de dos de las cuatro plantas compresoras que contemplaba la iniciativa original para poder inyectar hasta 15 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) de gas desde la cuenca Neuquina en dirección a la Puna argentina a partir de julio o agosto de este año. Así lo aseguraron al sitio EconoJournal fuentes privadas al tanto del proyecto.

En concreto, TGN —cuyo capital accionario es propiedad de Tecpetrol y CGC— ofreció realizar con personal propio una reversión de las plantas compresoras de Ferreyra y Deán Funes para cambiar el sentido de la inyección de gas de las instalaciones. El renglón 1 original, que será relicitado dentro por la empresa estatal Enarsa, prevé que esas plantas puedan operar de manera bidireccional y automática, aunque si se encara la solución temporaria que acercó TGN empezarían operando de manera manual y localmente.

El fluido llegará a Salta

La reversión del Gasoducto Norte es una obra crítica para asegurar el suministro de gas para provincias como Tucumán, Salta y Jujuy durante el próximo invierno frente a la acelerada declinación de la producción de gas de Bolivia, que provocó que YPFB —la petrolera estatal de ese país— reduzca fuertemente los envíos del hidrocarburo hacia nuestro país.

La administración anterior de Enarsa enfrentó demoras en la adjudicación del tramo 1 del proyecto original, porque las ofertas recibidas excedían el presupuesto máximo definido por la empresa estatal. Finalmente, a raíz de eso, el gobierno de Javier Milei decidió declarar desierta la licitación, lo que acentuó el retraso de los plazos de construcción. A esta altura, es un hecho que no existe la posibilidad real de materializar la obra original para el invierno de este año. De esa imposibilidad real, surgió la alternativa que TGN puso sobre la mesa.

La construcción de los tramos 2 y 3, que implicará el tendido de 50 km de tubería de 36 pulgadas de diámetro entre La Carlota y Tío Pujio, fue adjudicada a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Techint y Sacde.

En concreto, la reversión del Gasoducto Norte contempla construir un caño de 122 km en 36 pulgadas, revertir cuatro plantas compresoras y montar 60 km de loops, que son caños paralelos de 30 pulgadas. Para ejecutar la solución transitoria propuesta por TGN sólo haría falta que estén construidos los 122 km en 36 pulgadas. Es por ello que Enarsa únicamente volverá a licitar los 60 km de loops de 30’ del renglón 1 y la reversión de cuatro plantas compresoras en forma definitiva.

La Carlota - Tío Pujio

La alternativa requiere que se encuentre operativo el nuevo gasoducto en 36 pulgadas de 122 kilómetros entre La Carlota y Tío Pujio y que esté terminada la primera etapa de los loops del Gasoducto Norte por 31 kilómetros (km) en el tramo 83.

Enarsa exploró la posibilidad de asignarle en forma directa el montaje de ese tramo de caño a la UTE conformada por Techint Ingeniería y Construcción y Sacde, que se adjudicó los renglones 2 y 3, dado que el pliego de licitación autorizaba a la empresa estatal que es presidida por Juan Carlos Doncel Jones a adjudicar obras adicionales por hasta un 20% del presupuesto, pero la Corporación Andina de Fomento (CAF), que aportó un crédito de US$ 540 millones para la obra, impugnó ese camino de la adjudicación directa y recomendó que se relicite la construcción del tramo.

Bolivia bajó producción

La empresa estatal Enarsa abrió los sobres con las ofertas económicas del renglón 3 de la licitación para revertir el Gasoducto Norte, una obra de infraestructura estratégica para garantizar el abastecimiento de gas en provincias del norte argentino durante el próximo invierno frente a la declinación de la producción de Bolivia. Al igual que en el renglón 2, la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Techint Ingeniería y Construcción y Sacde presentó la propuesta más económica, que ascendió a 62.656,5 millones de pesos. Apenas más atrás quedó BTU, la compañía de la familia Mundín, que ofertó $63.870 millones, según pudo saber EconoJournal de fuentes oficiales.

De una lectura lineal de esos números se desprende que el consorcio Techint-Sacde debería adjudicarse la construcción del tercer tramo de la compulsa, que contempla el tendido de 50 kilómetros de tubería en 36 pulgadas de diámetro y otras obras secundarias. Sin embargo, un elemento regulatorio complica el cierre del proceso. Sucede que ambas ofertas se encuentran por encima del precio tope establecido por el pliego licitatorio redactado por Enarsa.

 

 

 

Compartí esta noticia!

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

El País


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Cultura y Espectáculos


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Economía


VER MÁS

Tendencias


Más de Te puede interesar
De acuerdo a la comunidad, ellos residen en territorio relevado en 2012. Foto: Captura de pantalla

RECURSO DE AMPARO

La comunidad guaraní Yariguarenda quiere evitar el remate de su hábitat

La comunidad guaraní Yariguarenda interpuso un recurso de amparo ante la Justicia Federal para evitar que el Banco Nación subaste el territorio en el que viven y que se encuentra dentro de los relevamientos realizados por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) en el 2012.


ÚLTIMAS NOTICIAS