Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

CON TRASMISIÓN EN VIVO

Mañana será la audiencia de alegatos en el juicio por Sandra Palomo

Luego de la declaración de los cuatro imputados, los jueces de la Sala IV del Tribunal de Juicio resolvieron fijar para este miércoles 29 de junio la audiencia de alegatos en la causa seguida por el homicidio de Sandra Palomo. Desde las 9 con transmisión en vivo expondrán la fiscalía, la querella y las defensas.

Jueces de la Sala IV del Tribunal de Juicio establecieron la audiencia de alegatos para el día miércoles.
Jueces de la Sala IV del Tribunal de Juicio establecieron la audiencia de alegatos para el día miércoles.

Comparecieron ayer los últimos testigos: peritos del CIF que analizaron celulares secuestrados en el marco de la causa. A continuación, solicitaron declarar los cuatro imputados: Ian Esteban Caro, Ricardo Nahuel Bonifacio, D. R. C. y H. E. C. (menores al momento del hecho), quienes están imputados por la fiscalía como partícipes secundarios del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa y por mediar cuestión de género. La parte querellante, en tanto, los considera coautores.

L. N. C. V. (15 años al momento del hecho) fue sobreseído por inimputabilidad. El menor había sido acusado del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento criminis causa y por mediar cuestión de género.

Caro declaró y aceptó responder preguntas de las partes. Relató que el 31 de agosto de 2019 había ido a almorzar a la casa del abuelo de Bonifacio. Como a las 16.30, su amigo le propuso ir a su domicilio, en ampliación del Intersindical. Llamaron un remís y, en el trayecto, Bonifacio recibió una llamada de un número privado. Era D. R. C., para proponerle hacer algo juntos. Él aceptó y cambiaron de rumbo para dirigirse a la casa del interlocutor.

Cuando llegaron esperaron un momento y vieron arribar a D. R. C. a toda velocidad, en una camioneta Toyota Hilux gris. Iba en la parte de atrás de la cabina y les indicó que subieran. Al volante del vehículo iba L. N. C. V. y, en el asiento del acompañante, H. E. C.

Caro aseguró que a estos dos últimos no los conocía. Al imputado D. R. C. sí, pero estaban distanciados desde hacía un par de meses porque habían tenido "una discordia".

Anduvieron dando vueltas en la camioneta, a mucha velocidad. En un momento -continuó Caro- él observó que había una mancha sanguinolenta en el techo. Luego el conductor se sacó la capucha (vestía una campera negra) y Bonifacio le preguntó por qué tenía la cara manchada con sangre. L. N. V. C. se limpió y volvió a ponerse la capucha.

El acusado sostuvo que, cuando estaban entrando a barrio 14 de Mayo, el menor sobreseído y H. E. C. comenzaron a susurrar. Alcanzó a escuchar al conductor cuando decía: "¿Qué hago? ¿Les digo o no?".

Bonifacio les preguntó de qué hablaban y fue entonces que L. N. V. C. les contó: "Tenemos un fiambre atrás".

Bonifacio le preguntó si se refería a un cuerpo y asintió.

Caro manifestó que en ese momento no creyó que fuera verdad. Luego, cuando ingresó a toda velocidad a un descampado, maltratando el vehículo, se dio cuenta de que era verdad.

Caro dijo que ninguno de los ocupantes le indicó a L. N. V. C. que se dirigiera hasta ese lugar. Cuando detuvo el rodado, el conductor se fue a la parte de la caja, que tenía cobertor. El imputado D. R. C. también se dirigió a esa parte posterior. Lo vio estirar el cuerpo como si arrojara algo. Caro sostuvo que él no quiso ayudar ni mirar y se fue a la parte delantera de la camioneta. Sólo escuchó el golpe seco del cuerpo al caer y cómo lo arrastraban.

Luego L. N. V. C. subió raudamente al vehículo, dijo "vamos, vamos" y se retiraron del lugar. Volvieron a barrio 14 de Mayo, a la casa de D. R. C., para buscar una manguera.

“Vamos de gira” y “un fiambre”

Los otros tres imputados no aceptaron preguntas de las partes.

Bonifacio hizo el mismo repaso de Caro con respecto a la actividad que compartieron ese día en casa de su abuelo, hasta que se encontraron con los otros tres acusados.

Precisó que, cuando estaban afuera de la casa de D. R. C. y él llegó en la camioneta, iba sentado en la parte trasera.

Les propuso: "Vamos de gira", y ellos subieron.

Dijo que cuando L. N. V. C. dijo que "atrás tenían un fiambre", él no supo a qué se refería. Y cuando llegaron al descampado, D. R. C. se fue a la parte de atrás de la camioneta con el conductor. Este último le dijo que lo ayudara, pero él le contestó que no iba a tocar nada y se fue a la parte delantera con Caro.

Su relato en este punto fue coincidente con el de su amigo: "Sentí un golpe seco. H. E. C. tiraba bolsas y L. N. V. C. tapaba algo con hojas secas. No alcancé a ver qué era".

Cuando se fueron de allí, el conductor le preguntó a D. R. C. si tenía manguera; él le dijo que sí y se dirigieron hasta su domicilio.

Luego declaró el imputado H. E. C. Dijo que quería hacer algunas aclaraciones en relación a lo que ya había relatado en el transcurso de la reconstrucción del hecho.

Dijo que cuando D. R. C. fue a su casa después de ese 31 de agosto, él le propuso que "tenían que contar lo poco que sabían". También admitió que fue él quien grabó el video donde se ve a L. N. V. C. llegando en la camioneta de la víctima. "Ahí me estoy riendo porque L. (el menor sobreseído) siempre hacía cosas graciosas. Simulaba ser enfermito, quería llamar la atención. Yo lo filmé y lo subí a mi estado de whatsapp".

Sobre el dinero que sustrajeron de la camioneta precisó: "Pensé que el vehículo era de L. N. V. C. y que la plata era de él. Por eso la saqué y compré bebidas alcohólicas y cigarrillos".

Finalmente sostuvo que, luego de dejar el cuerpo, se fueron a una fiesta "porque no quería volver a mi casa con este tipo de personas, como es L".

Por último, el imputado D. R. C. dijo que ese 31 de agosto llamó a Bonifacio como a las 17.40 desde el celular de su padrastro para proponerle verse. Él accedió y quedó en ir hasta su casa. Mientras lo esperaba llegó H. E. C. en una camioneta. Le dijo: "Subí, vamos a dar unas vueltas". Ahí conoció a L. N. V. C., que iba al volante. Les pidió que regresaran a su casa porque iban a ir a verlo dos amigos y entonces el conductor le lanzó: "Aguantá porque tengo un fiambre en la caja". Él no le creyó.
 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
El imputado amenazó a su ex pareja con matarla y que haría lo mismo con el hijo de la mujer.

PENA DE 10 MESES DE PRISIÓN

Confirman condena por amenazas a su ex pareja en la vía pública

La Sala II del Tribunal de Impugnación confirmó la sentencia que condenó a A.I.R.F. a la pena de diez meses de prisión de ejecución condicional como autor penalmente responsable de los delitos de amenazas (un hecho) y desobediencia judicial.

Una foto del allanamiento al ex jefe comunal.

EX INTENDENTE DE SALVADOR MAZZA

Concluyó la pericia contable y elevaron a la fiscalía la causa contra Méndez

El Gabinete de Contabilidad del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) concluyó la pericia contable efectuada en el marco de la investigación que sigue la Unidad de Delitos Económicos Complejos en la causa contra el ex intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, y otras 13 personas.


ÚLTIMAS NOTICIAS