DE PRODUCCIÓN IMPACTANTE

El Citroën 2 CV cumple 75 años, la historia de un clásico

Citroën celebra el 75º cumpleaños de uno de sus modelos más icónicos: el 2 CV, un clásico del que se produjeron un total de 5.114.969 unidades, incluyendo 1.246.335 de furgonetas 2 CV.

El clásico Citroën 2 CV. (Foto: Stellantis).
El clásico Citroën 2 CV. (Foto: Stellantis).

Diseñado en la oficina de diseño de Citroën en la Rue du Théâtre en París y puesto a punto en el centro de pruebas de La Ferté-Vidame en la región de Eure-et-Loir, se presentó al público en el Salón del Automóvil de París el 7 de octubre de 1948.

El último 2 CV salió de la fábrica de Mangualde en Portugal 42 años después de su lanzamiento, el 27 de julio de 1990, a las 4 p. m.

Cómo se ideó el proyecto

El proyecto “TPV” (“Toute Petite Voiture”) nació a mediados de los años treinta, en 1936. Su objetivo era proporcionar a las personas de bajos ingresos un auto económico y versátil. En 1937, el primer prototipo rodante del proyecto TPV vio la luz. Pesaba solo 370 kg y con solo un faro (la legislación de la época no requería dos). El vehículo podía transportar hasta cuatro personas y 50 kg de equipaje a una velocidad máxima de 50 km/h y era extremadamente cómodo.

Se planeaba presentar 250 modelos de preproducción en el Salón del Automóvil de París en 1939, pero el estallido de la Segunda Guerra Mundial impidió que esto sucediera. Los modelos que se habían construido fueron destruidos, excepto cuatro que se mantuvieron en secreto en el Centro de Pruebas de Citroën en La Ferté-Vidame.

Los primeros años de ventas

Cuando comenzó su producción en julio de 1949, el 2 CV era un auto pequeño con un motor de dos cilindros refrigerado por aire de 375 cc y 9 CV, capaz de alcanzar una velocidad máxima de 50 km/h. Citroën revolucionó la industria automotriz con un vehículo económico y versátil.

Su forma de carrocería única y su atractivo rápidamente conquistaron a una parte importante de la población. Pero su gran éxito también se debió a su infinita variedad de usos, su modularidad, su ligereza, agilidad y comodidad.

Era ultra-económico de mantener, lo que lo convirtió en el auto más popular. Para 1950, los pedidos estaban llegando en avalancha, lo que hacía que los tiempos de entrega se extendieran a 6 años.

Su espíritu vanguardista, con sus tecnologías ingeniosas para la época, aseguró que permaneciera en la escena automotriz durante muchos años. El 2 CV es un modelo atemporal que se ha convertido en un verdadero fenómeno social, atrayendo a coleccionistas de todo el mundo. Todavía hoy se ve con frecuencia en nuestras rutas.

El 2 CV también es conocido en todo el mundo de muchas maneras diferentes, y su reputación le valió varios apodos. Algunos de los más conocidos son “Deuche”, “Deudeuche” y “Pato Feo”, por nombrar algunos. Esta amplia variedad de apodos muestra cuán popular fue este modelo histórico e icónico.

Compartí esta noticia!

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

El País


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Cultura y Espectáculos


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Economía


VER MÁS

Tendencias


Más de Te puede interesar

ÚLTIMAS NOTICIAS