Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DETECTADO POR LA AFIP

Karlen: deforestación y trabajo esclavo en la finca Cuchuy

El caso de Karlen había sido denunciado en más de una ocasión por las comunidades indígenas cercanas a Cuchuy, en donde se encuentra instalada la finca. Las denuncias se hicieron desde 2012. Un año después se corroboró y tuvieron que pasar cinco años más para encontrar una posible solución.

NDS |

La medida adoptada es un precedente importante al que se llega luego de cinco años de denuncias y trabas de parte de Karlen.

NOTA RELACIONADA: Forzado a reforestar 30 años un bosque desmontado ilegalmente

Desde Ambiente de la provincia nunca se llegaban a ver las máquinas que estaban desmontando, según los agentes de control que llegaban a la zona.

Fue finalmente la AFIP la que, al ir hasta el lugar en 2013, se dio con situaciones de esclavitud de quienes trabajaban en la finca y un desmonte que nunca había sido autorizado por la dependencia correspondiente. 

Recién desde entonces se inició una causa y se pararon los trabajos, pero el finquero, al que ya se le había ordenado cesar con los trabajos, los continuó. Es por ello que al acuerdo llegó con una multa de 171 millones de pesos y una causa por desobediencia judicial.

La coordinadora de Bosques de Greenpece, Noemí Cruz, recordó que el de la finca de Karlen “fue uno de los más grandes desmontes ilegales de la historia de Salta: tardó 5 meses en ejecutarse con 18 topadoras, sin que el gobierno lo frenara.  

“Lo denunciamos, posteriormente la AFIP realiza una inspección y constata trabajo esclavo”, recordó.

Reconoció, no obstante, que se puede tratar de “una buena medida, un precedente importante al que se llega luego de cinco años de denuncias y trabas de parte de Karlen.

Ahora debemos  estar pendientes de realizar un seguimiento de la restauración del bosque y las demás medidas sociales determinadas por la Jueza, ver si realmente el desarrollo ganadero resulta sustentable.

Sin embargo, también correspondía una fuerte multa”, fue la opinión de la referente ambientalista.

Mientras, Karlen deberá también dar algunas soluciones sociales, dado que en el acuerdo se convino la participación e integración de comunidades aborígenes y familias que ya habitan los distintos parajes de la finca.

Su capacitación en materia ambiental deberá ser asumida por Karlen, como así también tendrá a su cargo las mejoras de las viviendas y servicios básicos de luz, agua potable y saneamiento de los puestos, el acondicionamiento y libre acceso a los caminos de acceso a cada puesto.

En caso de cesión a alguno de los actuales ocupantes criollos, solo podrá hacerlo si estos también asumen las obligaciones ambientales correspondientes a su porción del predio. 

Más de Provinciales
solo 20 ejemplares en el Chaco Argentino (que se extiende en Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero).

LA BIODIVERSIDAD

Una zona en donde el Yaguareté se extingue

En los mapas presentados ante el Consejo Asesor, se proponen "corredores que conecten áreas para mantenimiento de la biodiversidad lo cual que requiere de conectividad entre distintas áreas.

CRESUD estaría por arrasar un posible corredor.

MÁS DE TRES MIL HECTÁREAS DE RESERVA

Preocupa el desmonte en donde iban a conservar

La convocatoria a una audiencia pública solicitada en el marco de un expediente presentado en 2015 (o sea hace cuatro años), por la multinacional CRESUD, para desmontar en lugares que desde la propia Secretaria de Ambiente se proponían conservar como corredores entre Áreas de Valor de Conservación (AVC), en este caso vinculado al área de Salta Forestal, despertó la alarma de quienes están dentro del Consejo Asesor que revisa el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OBTN), de la provincia.

La Policía logró despejar la zona que intentaba ser usurpada y detuvo a dos mujeres. En ese operativo tres policías resultaron lesionadas.

USURPADORES VS. POLICÍAS

Originarios vigilan el territorio Lule por intentos de usurpación

Miembros de la comunidad Lule, que reclama como territorio la zona de Finca Las Costas, se encuentra desde hace dos noches con guardias en distintos puntos del territorio ante los intentos de usurpación que se registraron el miércoles y que terminaron con hechos de violencia con la policía.