José Acho
Periodista NDS

ESCENA CULTURAL

Noche conmovedora e impensada para Salta

¿Es impensable un homenaje al Cuchi Leguizamón como el de Cosquín en Salta? Parece que sí. Con la inercia de la cultural oficial de estos años y el poco apego que se tiene por nuestros grandes artistas populares, nadie puede realmente esperar algún destello de creatividad semejante.

Por José Acho para NDS |

2017 año del centenario del nacimiento del Cuchi. Córdoba y el país reconocen más a los artistas salteños que los propios salteños.

En setiembre de 2016, los 99 años del Cuchi pasaron prácticamente inadvertidos para los funcionarios culturales. No así para el sector artístico que con esfuerzo particular lograron organizar y producir “juntadas” con genuinos homenajes.

Este comienzo de año, la magia generada en la quinta noche del Cosquín, puede ser un faro, una referencia para algunos que solo ocupan altos cargos culturales porque a través de los años permanecen, inertes, inmunes a beber de las fuentes de riqueza de los procesos históricos y creativos de nuestra cultura popular.

El 29 de setiembre de 2017 se cumple un aniversario redondo. Se cumple el centenario del nacimiento de Gustavo “Cuchi” Leguizamón. Su figura sin duda para los salteños y todo el ámbito artístico es la de un prócer musical, por su talento de genial pianista y un compositor salteño de vanguardia.

Precisamente a las autoridades de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Sergio Bravo o al Ministerio de Cultura y Turismo de Mariano Ovejero, se les podría ocurrir producir algo como lo que sucedió sobre el escenario de Cosquín, como una manera reivindicar, no solo al Cuchi Leguizamón, sino tantos más que para ellos parece que no existen o permanecen en el olvido.

Parcialmente el país ya comenzó a pagar una deuda de “mezquindad ideológica y ceguera musical”. En Salta no se puede pensar en estos términos políticos sino que, básicamente el nudo de la cuestión está en la incultura, la superficialidad y el negocio del marketing turístico.

A esta altura nadie duda que Córdoba y el país reconocen más a los artistas salteños que los propios salteños. Se demostró también con la convocatoria de Dino Saluzzi en la luna de apertura del festival más grande del país. Desde Nuevo Diario, habíamos anunciado que la velada del miércoles 25 de enero, del homenaje al “Cuchi”, era para no perderse.

Era esperada y merecida por su invaluable aporte al folclor argentino, como quedó demostrado en las voces más relevantes de los artistas elegidos para este homenaje, bajo la producción de Popi Spatocco, director artístico y musical por 22 años de Mercedes Sosa.

La conmovedora noche estuvo protagonizada por algunos de los referentes de su legado en formato de dúos: Liliana Herrero, Melania Pérez, Franco Luciani, Chacho Echenique, Moro Leguizamón, Luis Leguizamón, Melania Pérez, Bruja Salguero, Lorena Astudillo, Bruno Arias, Nahuel Pennisi y el Dúo Coplanacu, dispersaron al viento sus inolvidables zambas: “Lloraré”, “Maturana”, “La Arenosa”, y la “Zamba del Laurel” “Zamba del Carnaval”, “Balderrama”, “La Pomeña”, “Zamba de Lozano”, por nombrar solo algunas.

El homenaje al Cuchi quedará en la historia y si no se tiene creatividad, podrá ser una referencia para “copiar”, porque fue una muestra sentida de que hay que hurgar en lo mejor de nuestro pasado musical, que a la vez es presente y también futuro, porque como dijo Liliana Herrero: “El Cuchi es vanguardia fundamental que siempre nos espera y a la que debemos regresar a cada rato para poder pensar lo que puede ser la música argentina”.

  • VIDEO: Para revivir el homenaje

Más de Opiniones
El grupo de Marisa Ruiz viene de un importante éxito (Suegras bárbaras) y renovó la apuesta por la comedia de enredos.

Sobre tres obras humorísticas

¿De qué se ríen los salteños?

Los tiempos de crisis y debacles sociales han sido el abono más fértil para los teatreros; la historia de esta práctica demuestra que el teatro, si bien disminuye las producciones, no se amilana y hace su aporte pues hay algo urgente para decir. La naturaleza dialéctica, social, testimonial o política del arte escénico emerge y “planta su pica en Flandes”.

Horacio Verbitsky en la presentación de su libro "Vida de Perro" en la Legislatura de Salta.

HORACIO VERBITSKY EN SALTA

Elipsis

Ignoro cuál, si profesa alguna, es la religión de Horacio Verbitsky. Sospecho que el budismo por ese modo pausado y reflexivo de hablar (¿así son los budistas?) que adoptó la semana pasada en la presentación de su libro en la Legislatura. Pero qué interesa.

La "patria celeste" puede calificar de apóstatas de la salteñidad a las mujeres que se movilizaron a favor del aborto legal. (foto: NDS).

Al infierno de la clandestinidad

Patria celeste

Cuando los opositores a la legalización del aborto abusaban de alusiones como “Salta defiende las dos vidas” o se identificaban con los colores de la bandera argentina, no sólo trataban como extranjeras indeseables a quienes impulsaron durante meses el proyecto.