Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

MIENTRAS EL VIRUS NO LES DA TREGUA

Prueban en Brasil y Sudáfrica la vacuna de Oxford contra el coronavirus

La vacuna que se usará en el ensayo sudafricano es la misma que se utiliza en el Reino Unido y Brasil. La Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp) inició el martes 23 de junio la aplicación en profesionales de la salud de la conocida como "la vacuna de la Universidad de Oxford".

Mil brasileños serán elegidos para los test en en gigante sudamericano de la Coronavac de Sinovac en Brasil.
Mil brasileños serán elegidos para los test en en gigante sudamericano de la Coronavac de Sinovac en Brasil.

Brasil, el país con más muertos diarios en la actualidad por coronavirus en el mundo, se transformó, también, en un teatro de operaciones de la carrera farmacológica entre laboratorios de China, Estados Unidos y Gran Bretaña para buscar una vacuna, que forma parte de un capítulo de las disputas entre el Gobierno federal del presidente Jair Bolsonaro y los gobernadores estaduales.

Detrás de este proyecto apareció, ofreciendo una fábrica express del remedio en caso de éxito, la Fundación Lemann, del magnate brasileño Jorge Paulo Lemann, socio del fondo de inversión que controla las multinacionales InBev y Kraft, el hombre más rico de Brasil, segundo país en el planeta en cantidad de muertos a causa de la pandemia: más de 53.800.

Para que Brasil pueda tener disposición de esa supuesta vacuna, el Gobierno necesita firmar un acuerdo con el Reino Unido, ya que Estados Unidos y una decena de países se encuentra en la fila para tener en sus laboratorios públicos la posible solución a la pandemia.

El ministro de Salud, general Eduardo Pazuello, anticipó ante la Cámara de Diputados que esta semana firmará un acuerdo con el Reino Unido para poder tener acceso, en caso de éxito, a la "vacuna de Oxford".

La aplicación en Africa

El primer ensayo clínico en Sudáfrica, y en el continente africano, con la vacuna contra la Covid-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford, fue anunciado ayer en una conferencia virtual organizada por la Universidad de Witwatersrand (Wits), en Johannesburgo, y afirmaron que “serán vacunados esta semana”. 

La vacuna fue desarrollada en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford y actualmente se encuentra en fase de prueba en el Reino Unido, donde más de 4.000 participantes voluntarios ya están inscritos en el ensayo clínico y se planea la inscripción de otros 10.000 participantes más.

En Sudáfrica, al menos 80.000 personas ya fueron diagnosticadas con Covid-19, y más de 1.674 murieron desde marzo, informaron desde la web de la Universidad de Oxford.

“Es un momento histórico, para Sudáfrica y África, en esta etapa de la pandemia de Covid-19. A medida que ingresa el invierno y aumenta la presión sobre los hospitales públicos, más que nunca necesitamos una vacuna para prevenir la infección por Covid-19", dijo Shabir Madhi, profesor de Vacunología de Wits y líder del ensayo en su país.

Madhi agregó que comenzaron “a evaluar a los participantes para el ensayo de la vacuna la semana pasada y los primeros participantes serán vacunados en esta".

El profesor Andrew Pollard, investigador jefe del Ensayo de vacunas en la Universidad de Oxford, por su parte, dijo que están “encantados de trabajar con el talentoso equipo de investigadores de la Universidad de Wits en el primer ensayo de la vacuna Covid-19 en el continente africano".

Pero lo cierto, es que las pruebas comienzan a desarrollarse en diferentes partes del mundo para “para combatir la amenaza global para la salud humana que es el coronavirus", agregó Pollard.

Más de Mundo
Los afectados llegan a emergencias del Hospital Metodista de Houston en camillas en medio del brote de coronavirus en Houston, Texas. EEUU. 

CIFRAS PODRÍAN SER INFERIORES A LA REALES

Los muertos en el mundo por el coronavirus superan el medio millón

El número de muertos en el mundo por COVID-19 llegó a 500.000 el domingo, según un recuento de Reuters, un hito sombrío en una pandemia que parece resurgir en algunos países, mientras otras regiones todavía lidian con la primera ola de la enfermedad.