Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

INDULGENCIA PLENARIA UNIVERSAL

El Papa en un rezo mundial manifestó que “nadie se salva solo de la pandemia”

El Papa Francisco aseguró ayer que "nadie se salva solo" de la crisis mundial generada por el avance del coronavirus, durante un histórico rezo que encabezó en soledad en la Plaza San Pedro para pedir el fin de una pandemia con la que, afirmó, "nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados".

Francisco impartió ayer la bendición “Urbi et Orbi”.
Francisco impartió ayer la bendición “Urbi et Orbi”.

Francisco tras la homilía, impartió la bendición Urbi et Orbi, reservada usualmente para Navidad, Año Nuevo y Pascuas, a las casi 1 millón de personas que siguieron el rezo online.

"Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido", inició el pontífice su mensaje desde el atrio central de la Basílica de San Pedro, de frente a una plaza usualmente colmada por decenas de miles de fieles y ayer vacía por las medidas de seguridad adoptadas por el Vaticano durante la pandemia.

"Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas", planteó Jorge Bergoglio durante la oración, transmitida por streaming a todo el mundo.

Durante el inédito rezo en una Roma lluviosa, el Papa estuvo flanqueado por los dos símbolos frente a los que había orado el domingo 15 de marzo en su única salida del Vaticano desde la difusión de la pandemia.

Uno es el crucifijo milagroso expuesto en la iglesia de San Marcelo en Via del Corso, que según la tradición católica salvó a la capital italiana de la peste de 1522, y al que Francisco besó en los pies tras su homilía.

El otro símbolo es la Virgen Salus Populi Romani, emplazada usualmente en la Basílica romana de Santa María la Mayor, a la que el Papa encomienda y luego agradece cada uno de sus viajes fuera de Italia.

"Nos encontramos asustados y perdidos", enfatizó el Papa, quien comparó la situación con un pasaje de los Evangelios y aseveró: "Nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa".

"Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente", planteó Francisco.

"En esta barca, estamos todos", resaltó el Papa, quien agregó: "No podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino juntos".

"La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades", sentenció Bergoglio, de 83 años.

La pandemia, siguió, "nos muestra cómo habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad".

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Provinciales


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


Más de Mundo
Ernesto, residente en España fue el primer mexicano vacunado, ahora está bajo control por si desarrolla alguna otra enfermedad.

PRESENTA UNA ENFERMEDAD NEUROLÓGICA

Un segundo paciente reacciona mal a la vacuna de AstraZeneca

La compañía AstraZeneca ha difundido detalles sobre efectos negativos en un segundo voluntario al diario The New York Times. Se trata de una mujer que presentó problemas con “síntomas neurológicos sin explicación".

Se duplicó el número de infecciones en las últimas semanas, de no cambiar el rumbo se espera en el próximo mes un total de 50.000 casos por día

REGISTRAN UN CRECIMIENTO EXPONENCIAL

Advierten que el Reino Unido podría llegar a los 50 mil casos diarios

El asesor científico del Gobierno británico ha advertido que “los contagios por COVID-19 se están duplicando cada siete días” y ha alertado que Reino Unido podría llegar a los 50 mil casos y los 200 muertos diarios si la tasa actual de infección no se frena.


ÚLTIMAS NOTICIAS