Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ALEGATOS Y VEREDICTO

Tramo final de un juicio contra un padre abusador

Hoy se llevarán adelante los alegatos en el juicio que lleva adelante la Sala III a cargo del magistrado Pablo Farah en contra de un hombre de 40 años, empleado de un sex shop, juzgado por el abuso sexual gravemente ultrajante de su propia hija de 5 años.

La pequeña de 5 años dio su testimonio por Cámara Gesell y complicó a su padre.

La causa se inició cuando la madre de la nena, ex esposa del acusado, lo denunció cuando su pequeña hija le contó que tenía secretos con su padre, los que estaban referidos, luego contaría la víctima, a que le había enseñado a tocarse sus partes íntimas mientras él la filmaba con su teléfono celular.

Fue cuando la fiscal Penal Luján Sodero de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, pidió  su detención. En el juicio, Sodero representa al Ministerio Público ante la Sala III del Tribunal de Juicio en la audiencia de debate en contra del hombre.

En el requerimiento, la fiscal expone que tras la separación de la pareja, producto de ciertos episodios de violencia de género, los hijos se repartían la semana en las casas de sus padres. Uno de ellos, una nena de 5 años, reveló de pronto que mantenía ciertos secretos con su padre, lo que llevó a la madre a intentar develarlos.

La pequeña terminó por contar que su progenitor le tocaba sus partes íntimas y hacía que ella misma lo hiciera, incluso que en algunas ocasiones debía repetir ciertas frases y era grabada por el acusado con su teléfono celular.

En vista de ello, la mujer radicó la denuncia del caso el 26 de marzo de 2018, siendo girada la misma a la fiscal Sodero de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, quien inició una profunda investigación penal que derivó en la detención del padre, su imputación penal y la remisión de la causa a juicio.

Entre las medidas probatorias reunidas, se cuenta con el testimonio de la menor, realizado en Cámara Gesell, donde la pequeña fue contundente al señalar a su padre como el autor de los tocamientos y las escenas que la hacía protagonizar, con guión incluido, las cuales eran grabadas por el sujeto con su teléfono móvil.

Respecto al acusado, un sujeto de 40 años que se desempeña en un sex shop de esta ciudad y reside en el macro centro, la pericia psicológica reveló que el mismo presenta una “personalidad endeble, inmadura y dependiente emocionalmente, con rasgos egocéntricos”.

“Refleja cierta dificultad emocional para reconocer sus afectos e integrarlos a sus experiencias, siendo posible que actúe en algunas ocasiones impulsivamente sin suficiente valoración crítica sobre las consecuencias de su accionar para sí mismo y para terceros”.

Sobre la menor, el Servicio de Psicología del Poder Judicial informó que en el marco de una pericia, la misma presenta alteraciones gráficas, muestra un “conocimiento sexual inapropiado” y en cuanto a algunas consecuencias de los abusos sufridos, la pericia indicó que la menor presenta una “erotización temprana”.

Finalizados los alegatos de las partes, el juez Pablo Farah dará a conocer el veredicto.

Más de Judiciales