Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ACTO EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Se puso el nombre "Cintia Fernández" a un pabellón del CIF

Con la presencia de autoridades de la justicia, del Estado y de distintas organizaciones, se hizo el acto con el que se puso ayer el nombre de Cintia Fernández a uno de los pabellones del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

NDS |

Ana Fernández y Abel Cornejo y el nombre de Cintia a un lugar tan emblemático y significativo en la lucha por la verdad y la justicia.
Ana Fernández y Abel Cornejo y el nombre de Cintia a un lugar tan emblemático y significativo en la lucha por la verdad y la justicia.

NOTA RELACIONADA: Ana Fernández, una mujer que no se quedó solo con el dolor

Se coincidió en la necesidad de reivindicar a la víctima, a la lucha que imprimen sus familiares para visibilizar los hechos que permiten alentar la falta de justicia.

En el caso del femicidio de Cintia Fernández esa lucha duró ocho años y su madre Ana debió “pelear contra un sistema perverso, donde de loca nadie me bajaba”, recordó la madre de Cintia que el dolor por la trágica muerte de la joven lo transformó en lucha por su causa en la de cientos de hechos que marcharon cada viernes para que se los visibilice y que aún hoy nueve años después continúan pidiendo justicia desde el silencio, solo con las ausencias de sus seres queridos.

Desde ayer "Cintia Fernández" es el nombre del edificio del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, hablaron la directora del CIF, María Luján Sodero Calvet; el defensor general de la Provincia y abogado querellante en el caso de Cintia, Pedro García Castiella; la presidenta de la Fundación Cintia Fernández, Ana Fernández y el procurador general, Abel Cornejo, quienes además integran el Comité de Evaluación de Femicidios, Transfemicidios y violencia de Género.

Sodero Calvet, recordó que el CIF donde la genética es lo importante a la hora de resolver muchas causas, coincide con el anhelo que en vida tenía Cintia Fernández, que estaba a punto de graduarse de genetista.

García Castiella recordó que la trágica muerte de la joven no debe quedar como algo que se olvide, “esto debe impulsar políticas públicas que se comprometan en dar respuestas a estos hechos”.

Ana por su parte señaló que “he vivido en carne propia una justicia deshumanizada, por eso pido que esto cambie, que haya celeridad, detrás de cada número de causa, hay una persona que no está y hay una familia que sufre”.

El procurador Cornejo, pidió perdón a Ana, por los padecimientos que debió atravesar para que la causa de su hija llegara a jucio, recordando distintos femicidios, desde el histórico de Juana Figueroa en 1903.

Ana Fernández pidió por las causas

Ana agradeció a la Comisión de Familiares contra La Impunidad, al equipo de la Fundación, a al Procurador y el Comité por haber decidido imponer el nombre de su hija a un lugar tan emblemático y significativo en la lucha por la verdad y la justicia. Reivindicó a todas las víctimas de violencia y advirtió que aunque “la justicia perversa, me arrastró más de ocho años, le seguiré dando batalla al sistema, por todas las mujeres que aún no tienen justicia. Nadie me callará ni me voy a arrodillar a ningún mortal en búsqueda de verdad”.

Fernández dirigió un mensaje a los varones y exigió “basta de violencia, basta de femicidios y que los hombres entiendan que no es no”. También pidió más celeridad en las causas, que se cumplan en tiempo y forma y especialmente, humanización de la justicia.

“Mi hija fue parte de esta vida; en cada número de expediente, hay una persona que fue parte de esta sociedad y familias que sufren”, afirmó Fernández, quien concluyó sus palabras con la lectura del poema “Cuando yo me vaya”, de Carlos Alberto Boaglio.

También asistieron al acto la presidenta del Colegio de Gobierno del Ministerio Público Fiscal y Asesora General de Incapaces, Mirta Lapad,  diversas organizaciones socialesas, el fiscal de Estado, Juan Agustín Pérez Alsina; el ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, Ricardo Villada; la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa; el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro; la secretaria de Desarrollo Agropecuario, Milagros Patrón Costas; la secretaria de Derechos Humanos, Mariana Reyes y el presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios, Eduardo Barrionuevo. 

Castiella destacó la trascendencia

El defensor general de la Provincia, Pedro García Castiella, consideró importante hablar de Cintia y Ana.

“Cintia se convirtió en icono de la guerra a la violencia y los femicidios, que nos cachetean a quienes ocupamos funciones públicas y a toda la sociedad”, sostuvo y luego de compartir una semblanza, dijo que su muerte “todavía nos tiene que sacudir porque ella hoy no está para cumplir todos sus sueños”.

García Castiella destacó la trascendencia y significado del homicidio de Cintia para la sociedad y el sistema, y pidió que su muerte “no haya sido en vano”. Destacó que Ana, a pesar del dolor, haya organizado la lucha desde la Comisión de Familiares de Víctimas contra la Impunidad, las marchas y la Fundación que lleva el nombre de su hija.

El Defensor también criticó duramente a “quienes tenían que investigar y en lugar de eso, encubrieron” y enfatizó que Ana, a través de su lucha por Justicia, “se llevó puesto un sistema de indiferencia, formal, rutinario y herrumbrado”.
El procurador Abel Cornejo,  pidió perdón a Ana por todo el sufrimiento que debió atravesar en búsqueda de justicia.

“Hasta ahora no escuché a nadie hacerlo; pero yo sí lo haré”, afirmó, y ratificó que hace propia la lucha “desde que adoptamos la decisión de que la perspectiva de género sea un objetivo estratégico de la gestión; porque hoy pedir una sociedad mejor, es un pedido vacío. Hoy necesitamos una sociedad algo menos violenta y menos injusta; que abra las manos para que haya más oportunidades que sistemáticamente se le negaron a Ana”.

Dijo que esa negación permanente, llevó a que cada vez “luchemos contra ese horror monstruoso que se llama femicidio; en una lucha frontal total y para siempre contra los femicidas que se jactan de reducir a las víctimas a una cosa”. Y advirtió que “nunca más vamos a tolerar el desprestigio de las víctimas”.

Consideró que “al sistema hay que cambiarlo; trabajar por el cambio social”, para evitar sentir el agobio por falta de respuestas que genera la impotencia del sistema. También aseveró que no lo detendrán las “operaciones, oposiciones o desgastes que pretendan hacer”, porque debemos ser “un despertador de conciencias permanentes”. 

Más de Judiciales
Fiscal federal Ricardo Toranzos.

“LIBRE” DURANTE CINCO MESES

Condenan a 4 años de prisión a narco que estuvo prófugo

La condena se dictó por el delito de transporte de estupefacientes y recayó en José Fernando Rojas. Otro cómplice, en tanto, se entregó este mes y sigue bajo proceso. La pena, impuesta en un acuerdo pleno, fue el resultado de una ardua tarea del Área de Investigación y Litigios de Caso Complejos, de la Unidad Fiscal Salta, dirigida por el fiscal federal, Ricardo Toranzos.

Fiscal penal de la UNICROH, Pablo Rivero.

PENA DE TRES AÑOS CONDICIONAL

Ladrón salió beneficiado porque no hallaron el arma usada en un robo

Walter Luciano Jaljal, un peligroso delincuente de la zona norte de la ciudad, fue condenado en un juicio abreviado a tres años de prisión condicional, por los delitos de robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada y violación de la cuarentena obligatoria.

Vista aérea del proyecto Lindero.

PUEDE EMPLEAR A 1200 PERSONAS

Ponderan el impacto laboral al reanudar el proyecto Lindero en la Puna

Superadas las primeras etapas de la cuarentena que se iniciaron desde el 26 de marzo pasado en el país por el coronavirus, que provocaron el parate de diferentes actividades productivas entre ellas las mineras, se reanudó el proyecto Lindero en la Puna salteña. La empresa adjudicataria Mansfield Minerals retomó la obra, a través de guardias mínimas rotatorias.