Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

EVITAR EL ACERCAMIENTO A LA VÍCTIMA

Por falta de tobilleras, imponen una consigna policial a un violento

En un novedoso fallo, un hombre condenado por hecho de violencia de género en perjuicio de su ex pareja, deberá atenerse a la consigna policial que le fue prescripta por un juez del Tribunal de Juicio hasta tanto le sea provista un aparato de rastreo y controlar así que no se acerque a la víctima.

Por violencia de género, le pusieron una consigna policial a un violento por la demora en la provisión de la tobillera electrónica.
Por violencia de género, le pusieron una consigna policial a un violento por la demora en la provisión de la tobillera electrónica.

Asimismo, el magistrado dispuso otro dispositivo similar para la víctima, quien de esta manera tendrá también el control.

La medida se tomó en vista de la demora en la provisión de la tobillera electrónica, aparato que, dada la demanda, a veces, se torna complicada en su disposición.

La resolución gira en torno a un caso que ocurrió el 6 de abril del año pasado, cuando la víctima radicó denuncia en contra de su pareja, Federico Elías Lamas, con quien había retomado una relación de pareja, tras una serie de desavenencias.

En su denuncia, la mujer contó que desde que regresó a vivir al domicilio que compartían, el acusado no le permitió salir ni mantener contacto con sus hermanos. Agregó que cuando ella intentaba ausentarse él la amenazaba con prender fuego a la casa. Dijo también que en algunas ocasiones la agredió físicamente.

Lamas fue condenado en audiencia de juicio abreviado como autor de los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja preexistente y privación de la libertad agravada por el uso de violencia, coacción (dos hechos) y privación ilegítima de la libertad, todo en concurso real.

En vista de ello, el juez Martín Pérez, de la Sala I del Tribunal de Juicio, dispuso que cumpla una pena de dos años y tres meses de prisión de ejecución condicional, por lo que recuperó su libertad una vez finalizada la audiencia.

Por el término de la condena, no obstante, deberá fijar domicilio y comunicar cualquier cambio. Además, deberá abstenerse de consumir estupefacientes y de abusar de la ingesta de bebidas alcohólicas. También tiene prohibido mantener contacto por cualquier medio con la denunciante, y acercarse a ella, a su domicilio y a los lugares que frecuente.

Tampoco podrá ejercer actos de violencia física, psíquica o psicológica en su contra. No cometerá nuevo delito. Se le impuso la obligación de someterse al programa de intervención con agresores de violencia de género del Ministerio Público Fiscal para revertir indicadores violentos, por su adicción a las drogas y al alcohol y reeducación por cuestión de género.

En el fallo, el juez solicitó la colocación de una tobillera electrónica al acusado y la provisión de un aparato de rastro para la víctima, al Sistema de Emergencias 911, ello para ejercer control y seguimiento tecnológico mediante GPS, a fin de evitar que el imputado se acerque a la denunciante. Lamas contará con consigna policial fija hasta tanto se le coloque el dispositivo electrónico.

Todas estas medidas son de carácter obligatorio.

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
El fiscal Villalba expone sobre el millonario fraude.

POR CONTRABANDO DE GRANOS

Juzgan a un finquero, un jefe y dos subalternos de Gendarmería

Por los delitos de contrabando de granos y cohecho son juzgados el ex jefe del Escuadrón Aguaray de la Gendarmería Nacional, comandante principal Marciano Alberto Páez, el alférez Diego Ernesto Radaelli y el sargento Rodolfo Ayala, y el finquero Alberto Martín Crossa.


ÚLTIMAS NOTICIAS