Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DELITOS DE LESA HUMANIDAD

Juicio a Lona: Piden detener a un ex policía por falso testimonio

Oscar René Tapia, fue acusado de cometer falso testimonio. El testigo fue el tercero de los tres policías que prestaron declaración ayer en la quinta audiencia del juicio que se le sigue al ex juez federal, Ricardo Lona.

El ex magistrado Ricardo Lona, sigue las alternativas del juicio en su contra que se realiza en Salta.

La audiencia, tal como estaba prevista, comenzó poco después de la 9 con un informe de la secretaría del tribunal respecto a los testigos Eduardo Moisés y José Alejandro Mosquera, éste último reemplazó a Ragone cuando la provincia fue intervenida el 23 de noviembre de 1974.

Respecto a Moisés, quien era médico del hospital San Bernardo cuando ocurrió el secuestro y desaparición del ex gobernador, la secretaría informó que el mismo falleció, idéntica situación señaló respecto a Mosquera, por lo que se dio paso a los tres testigos restantes.

El primero en hacerlo fue el ex policía, Carlos Alberto Carabajal, quien recordó vagamente que el día del hecho, tras realizar una faena en el matadero de la localidad de Cerrillos, vio tres vehículos, uno de los cuales quedó en el lugar, mientras los otros dos partieron rumbo a La Merced.

Indicó que informó la novedad en la guardia de la dependencia policial de esa localidad, tras lo cual se quedó en la guardia. Agregó que vio un calzado y manchas de sangre en el piso del auto, perteneciente al ex gobernador, pero que recién al día siguiente supo que el rodado era de Ragone y que el mismo había sido secuestrado.

Ante preguntas de la querella, el testigo sostuvo que no fue citado a prestar declaración, no obstante, los abogados Nicolás Ortiz y Federico Rodríguez Spuch, defensores del ex juez, le hicieron reconocer un informe redactado por el cabo Luis Bernardo Cruz, quien lo hizo en base a la novedad que el mismo Carabajal le transmitió cuando llegó a la dependencia policial y reveló el hallazgo de los autos, entre ellos el de Ragone.

Perito con falta de memoria

Sin aportar más nada, pues el testigo adujo no recordar más nada, el presidente del tribunal, Gabriel Casas, despachó al testigo y llamó a declarar a Julio Benito Acosta, quien fue el perito que el día del hecho llegó hasta la localidad de Cerrillos para examinar el rodado de Ragone y levantar rastros y huellas de los criminales.

Con la misma falta de memoria que su antecesor, el testigo reconoció que fue comisionado al levantamiento de huellas dactiloscópicas en el auto del ex gobernador, aunque aclaró que cuando lo mandaron al lugar, nadie le dijo nada de que el rodado era de Ragone y mucho menos que el mismo había sido secuestrado.

Indicó que realizó su tarea, pero que no pudo levantar huellas útiles para la investigación, pues el rodado tenía mucho polvo, aunque en un tramo señaló que a su parecer el vehículo había sido “maquillado”, término que alteró a la defensa del ex juez, los que interrogaron más fondo al testigo, circunstancias en que quedó aclarado que esa presunción la dedujo luego de transcurrido el tiempo y no en el momento de examinar el auto del ex gobernador.

Posteriormente, el testigo comenzó a divagar y relatar otras anécdotas, lo que primero le fue permitido, pero en un momento dado el presidente del tribunal lo interrumpió y reencauzó el debate, sin que Acosta pudiera aportar más detalles respecto al hecho.

Por último, el tribunal llamó a declarar a Oscar René Tapia, quien era agente en la comisaría Primera, cuando ocurrió el secuestro de Ragone, hecho sucedido en la calle Del Milagro, entre los pasajes San Lorenzo y Apolinario Saravia, alrededor de las 8.30 del 11 de marzo de 1976.

Falso testimonio

Al momento de explayarse sobre este hecho, Tapia refirió que ese día, entre las 12.30 y las 13, cuando estaba en la dependencia con el comisario, Santiago Pedroza, apareció de pronto el entonces juez Lona, quien llegó y le informó lo sucedido al ex gobernador, por lo que necesitaba dirigirse a la escena del crimen.

Sostuvo que como no había móvil en la comisaría ofreció su automóvil particular para trasladar a Lona y Pedroza hasta el lugar del hecho, donde llegaron y encontraron el auto de Ragone, cruzado en la calle, circunstancias en que vio un calzado y manchas de sangre el piso del rodado.

Posteriormente, declaró que Pedroza y Lona hablaron, mientras él se retiró a su auto, para luego trasladar al ex juez a su despacho. En respuestas a las preguntas de las partes, tanto de la fiscalía como la querella y la defensa, Tapia comenzó a divagar y desdecirse algunos detalles.

Finalmente insistió en que el traslado de Lona y Pedroza sucedió al mediodía y que fueron hasta la casa de Ragone, donde estaba el auto del ex gobernador, escena que no coincide para nada con las pruebas reunidas respecto a cómo ocurrió el secuestro del ex gobernador, cuyo auto fue hallado en Cerrillos.

En vista de esta confusión brindada por el testigo, el fiscal solicitó la detención del mismo por falso testimonio y que las actuaciones sean giradas a la fiscalía federal de turno, planteo al que se adhirieron la querella y la defensa de Lona.

Ante la evidencia de que el testigo podría no estar bien en sus cabales, ya sea por algún cuadro psicológico, el tribunal resolvió que Tapia sea trasladado a la Delegación de la Policía Federal a fin de que sea sometido a un examen médico y psicológico, y que el resultado de ello fuera luego informado al tribunal a fin de disponer recién los pasos a seguir con el testigo.

Más de Judiciales
Dos ramas familiares de la víctima Sandra Palomo, unificarán bajo la representación del abogado Pedro García Castiella.

CON EL ABOGADO GARCÍA CASTIELLA

Se unifican las querellas en la causa de Sandra Palomo

Luego de conocerse la semana anterior la presentación de la madre y hermanas de Sandra Palomo como querellantes, sumándose a la ya efectuada por los hijos y esposo de la docente cruelmente asesinada, se supo que hoy quedarán unificadas.

Sitio donde hallaron el cuerpo sin vida de la docente formoseña.

MAS INVOLUCRADOS

Detuvieron a dos mayores por el homicidio de Sandra Palomo

Con la detención de dos personas mayores suman cinco los detenidos en el contexto de la investigación por la muerte de  Sandra Silvia Palomo. Como se informó días anteriores hay tres menores de edad imputados y los dos mayores, de 18 y 19 años, estaban ayer próximo a ser imputados.

El sujeto fue derivado al penal de Villa Las Rosas.

DELITO DE ABUSO SEXUAL

Condenado a 10 años de cárcel por abusar de su tía

La jueza María Victoria Montoya Quiroga, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio, condenó a C. E. P. (29) a la pena de diez años de prisión efectiva por resultar autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma, en perjuicio de L. A. R.