Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

INVESTIGAN UNA DENUNCIA ANÓNIMA

Indagarán al ex juez Reynoso y dos jefes de Gendarmería por asociación ilícita

La medida se dispuso en el marco de una investigación que se lleva adelante en torno a una denuncia anónima que se falsificó hace unos años con el objetivo de llevar a juicio a un grupo de personas, lo que derivó en la anulación del debate.

Raúl Reynoso.
Raúl Reynoso.

El juez federal N°1 Julio Bavio ordenó la citación a indagatoria del ex juez federal de Orán Raúl Reynoso y de los comandantes de Gendarmería Nacional Ricardo Castillo y Favio Waldo Benegas en el marco de una causa que investiga la posible comisión de delitos de falsificación de documentos públicos, prevaricato y asociación ilícita.

Benegas se desempeña actualmente como Director de Inteligencia Criminal, mientras que Castillo es Jefe de Región IV Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. Reynoso, en tanto, cumple una pena de 13 años de prisión por favorecer a narcotraficantes con resoluciones judiciales a cambio de dinero y bienes.

Las indagatorias se enmarcan en una investigación en la que interviene el fiscal general Carlos Martín Amad del Área de Transición. Se trata de un caso iniciado a partir de una presentación realizada de manera conjunta con su par Eduardo Villalba y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias.

Al respecto, Amad confirmó que solicitó en reiteradas oportunidades que el ex juez y los dos comandantes sean citados a indagatoria, pues existen suficientes elementos que hacen presumir una presunta conducta ilegal de los mismos.

Sobre los motivos, explicó que la hipótesis criminal gira en torno a una denuncia anónima que se utilizó para implicar a un grupo de personas en distintas operaciones de narcotráfico, lo que derivó en el procesamiento y elevación a juicio del caso.

Nulidad

En el debate, sin embargo, el Tribunal Oral Federal N°1 resolvió declarar la nulidad del mismo al descubrirse que la denuncia que había motorizado la investigación era falsa, maniobra en la que habrían participado Castillo y Benegas en complicidad con el ex juez Reynoso.

Por ello, el 13 de junio de 2017, el tribunal resolvió anular el debate y absolvió a los 15 imputados que fueron llevados a juicio, circunstancias en que desde la Procunar NOA, a cargo del fiscal general Villalba, se solicitaron medidas para determinar responsabilidades en torno a la denuncia anónima falsificada.

Entre otras medidas, se requirió la remisión de documentación por parte de Gendarmería respecto a los dos comandantes, registro de libro de guardia y otros informes referidos a la función y destino que cada uno tenía al momento del hecho.

También se iniciaron tareas investigativas vinculadas a los teléfonos celulares, correos electrónicos y otros dispositivos, razón por la cual se dio intervención a la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Un megajuicio que fue impulsado por un anónimo que resultó trucho

“Lo que mal comienza, mal acaba”, dijo el abogado Marcelo Arancibia, al salir del juicio que fue anulado el 13 de junio de 2017. Los dichos del letrado, quien defendió al principal acusado Claudio “Gallo” Andrada, fue un desahogo por lo que a todas luces parecía una causa “armada”.

El Tribunal Oral Federal 1, presidido por el juez Mario Marcelo Juárez Almaraz junto a Marta Snopek y Federico Díaz, fue el encargado de darle fin a otros de los tantos papelones del ex juez Reynoso, quien ahora deberá responder por qué le dio curso a una causa que tenía una grave irregularidad.

Se trata de una denuncia anónima, en la cual prácticamente se aportó nombres y roles de una organización liderada por Andrada, suficiente como para que el juez pida a otros dos colegas de Buenos Aires que se inhiban de otras dos causas que sí estaban bien encaminadas, para asumir la dirección de todo el caso.

Evidencias

En el inicio del juicio, surgieron claras evidencias de que algo no andaba bien con el anónimo, lo que terminó de estallar con el testimonio de un gendarme, quien terminó por reconocer que la denuncia provenía de un mail enviado por Castillo a Benegas, cuyo contenido era el mismo al del anónimo sobre el cual Reynoso basó la acusación contra Andrada y otros 15 imputados.

Arancibia, ante ello, pidió la nulidad del juicio y ganó la pulseada, pues las evidencias eran por demás concretas. “Lo que mal comienza mal acaba, y eso es así, y esto es algo que se inició mal y terminó igual”, sostuvo en ese momento el letrado, quien, a su vez, resaltó la firmeza de los jueces al anular el debate.

“Esto hace al espíritu constitucional es el fruto del árbol venenoso”, festejó el defensor. Y no fue para menos, pues su cliente enfrentaba un juicio que podría haber concluido con una condena de 25 años de cárcel.

Consultado sobre esta decisión de avanzar contra Reynoso, Castillo y Benegas, el abogado se mostró conforme y resaltó la decisión del juez Bavio, pues “como hay que mirar para un lado, tampoco hay dejar de hacerlo para el otro”.

 

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
El fiscal Villalba expone sobre el millonario fraude.

POR CONTRABANDO DE GRANOS

Juzgan a un finquero, un jefe y dos subalternos de Gendarmería

Por los delitos de contrabando de granos y cohecho son juzgados el ex jefe del Escuadrón Aguaray de la Gendarmería Nacional, comandante principal Marciano Alberto Páez, el alférez Diego Ernesto Radaelli y el sargento Rodolfo Ayala, y el finquero Alberto Martín Crossa.


ÚLTIMAS NOTICIAS