TESTIMONIO DE UN DEFENSOR OFICIAL

Enumeran irregularidades en el juzgado que dirigía Raúl Reynoso

En la nueva audiencia en contra del ex juez federal Raúl Reynoso, ayer un defensor oficial delineó ante el tribunal una serie de irregularidades cuando se desempeñó en el Juzgado Federal de Orán.

Un defensor oficial que cumplía tareas en e juzgado de Reynoso entre el 2013 y el 2015, enumeró una serie de irregularidades.

La causa contra Reynoso, cuatro abogados, dos empleados y la hermana de uno de ellos, por asociación ilícita, concusión y prevaricato, tuvo ayer tres testimoniales con descripciones de irregularidades, otros cuatro se excusaron. 

El  defensor oficial que cumplió tareas en aquel juzgado entre el 2013 y el 2015, contó las desigualdades que se advertían en el trato hacia unos u otros detenidos.

"Hay muchos hechos pero entre los que recuerdo está la causa Mastaka-Vera donde  advertí  la diferencia de trato, yo representaba al segundo, mientras que la abogada Maria Elena Esper al primero", recordó.

El defendido por Esper logró la domiciliaria, se le devolvió dinero que se había secuestrado en su casa uno $300 mil, a pesar que la causa era, por supuesto lavado de activos, y no existía justificación sobre la procedencia. Mientras que en la situación de Luis Vera no lograba que se hiciera lugar a una serie de medidas de prueba solicitadas.

La causa Marcos Mastaka se inició en junio de 2014, cuando gendarmes apostados en la intersección de las rutas nacionales 34 y 81, requisan el vehículo que conducían  Mastaka y Luis Vera, un camión cervecero.

Allí se encontraron  68 kilos de cocaína. En un posterior allanamiento en la casa de Mastaka se secuestran  485 mil pesos y 13.500 dólares. A los pocos meses Mastaka logra la domiciliaria, señalando que padecía diabetes.

Lo sorprendente fue la rapidez de las resoluciones, que a entender de Andrés Reynoso, difería de otros hechos en los que nunca llegaban las domiciliarias. Como el caso de Yake, una joven madre que asistió al hospital a ver morir a su bebé.

"El tema fue antes que se pasaran al fuero provincial las causas de microtráfico, cuando era habitual allanamientos a granel, como el que ocurrió en un conventillo de Tartagal esta mujer Yaque, no se le encontró nada pero como algunos de los que allí vivían tenían 12 gramos de droga, quedaron todos detenidos", dijo.

En ese marco asistió a Yaque como defensor oficial. La mujer que amamantaba a su bebé de un año, fue separada drásticamente de su hijo."Así la situación hasta que debió ser internado y llevado al hospital de Orán, recién en ese momento se otorgó el pedido judicial para que Yaque, fuera al hospital, solo llegó a ver morir a su hijo.

Fue un hecho terrible, que no tiene nombre", dijo el defensor. La mujer luego fue sobreseída porque no tenía fundamentos para estar detenida. 

Andrés Reynoso, aclaró que no entendía cual era el criterio que se usaba en el juzgado para dictar las domiciliarias, ya que él veía como desfilaban esas resoluciones en casos como Mastaka, Cejas Rosales, Quiroga, etc., "cuando con causas de narcotráfico obtenían los beneficios".

Cito el caso de un chino que fue detenido y se lo acusó de trafico de personas, "el hombre viajaba solo y cargó con semejante acusación, así estuvo detenido largo tiempo, a los que detenían sin documentos de identidad, los expulsaba cuando es algo que correspondía a migraciones".

Más de Judiciales
Por el caso del turista francés desaparecido, el fiscal Pablo Rivero irá al lugar donde habrían arrojado el cuerpo.

BUSCAN EL EL CUERPO

El fiscal viajó a Iruya por el turista francés desaparecido

El mal tiempo reinante en una zona de difícil acceso dificulta el ingreso de los equipos de rescate que llegaron a Iruya para rescatar un cuerpo, que por los dichos de uno de los dos detenidos pertenecería al turistas francés desaparecido desde agosto.

El boquete que fue descubierto en una de el Juzgado Federal de Orán, no pasó se ser un intento de sabotaje dijo el juez.

HALLAN UN BOQUETE EN UNA PARED

Intentaron sabotear un depósito de drogas del Juzgado de Orán

El juez Federal de Orán Gustavo Montoya, confirmó a Nuevo Diario que descubrieron un boquete en uno de los depósitos donde queda almacenada la droga incautada hasta que se ordena su incineración. “Se trata de un intento de sabotaje”, dijo el juez Montoya.