Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ACUSADO DE OCASIONAR LESIONES GRAVES

En febrero se conocerá el veredicto en el juicio contra el médico Aníbal Lotocki

Así lo determinó el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 28. El médico está acusado de ocasionarle lesiones graves a varias mujeres.

Aníbal Lotocki, el cirujano de las famosas esta acusado de ocasionar lesiones graves a 4 mujeres  en procedimientos quirúrgicos
Aníbal Lotocki, el cirujano de las famosas esta acusado de ocasionar lesiones graves a 4 mujeres en procedimientos quirúrgicos

Lotocki (51) está acusado de ocasionarle lesiones graves a cuatro mujeres luego de realizarles procedimientos quirúrgicos. Las damnificadas (y querellantes en la causa) son Gabriela Trenchi, Silvina Luna, Stefanía Xipolitakis y Pamela Sosa.

El médico había solicitado al Tribunal Oral que se le conceda autorización para salir del país entre el 14 de enero y el 21 de enero de 2022 para irse a Brasil donde residiría un hijo suyo. En su dictamen, el fiscal Abraldes señaló que tanto el Ministerio Público Fiscal como las querellas solicitaron penas que van desde los siete a los nueve años de prisión, por lo que serían de cumplimiento efectivo en caso de concretarse esas condenas.

Además, recordó que en su alegato solicitó que se disponga la prohibición de salida del país del acusado y la entrega del pasaporte. En base a todo esto, tanto la acusación en su contra como la severidad de la pena, opinó que no debía otorgársele el permiso. Hizo hincapié también en que Lotocki debe estar sometido “de modo permanente -y sin excepciones- a la jurisdicción argentina” y que al juicio le faltaban pocas audiencias para terminar, por lo que se debían “extremar los recaudos”.

Durante la audiencia de hoy, en la que la defensa terminó con su alegato, el juez Rengel Mirat rechazó el pedido de viaje. En línea con lo manifestado por el fiscal, mencionó los pedidos de pena que realizaron las partes acusadoras y también la situación de la pandemia por COVID-19 en el mundo. Indicó que, en caso de que Lotocki no pudiera volver al país, el debate que comenzó en agosto de 2021 quedaría trunco.

La acusación
“Aníbal Lotocki es un médico que ha sido violento con sus pacientes: en el marco de la confianza que estableció con las cuatro víctimas, las usó para sus propósitos personales y les estropeó la salud”, dijo durante su alegato el fiscal Abraldes.

De acuerdo a la acusación, Lotocki le causó lesiones en el cuerpo y en la salud a Pamela Sosa debido a la intervención médica que le practicó en noviembre de 2008 dentro de la clínica “Full Esthetic”. Allí, le colocó un producto de relleno no identificado que contenía microesferas de polimetil metacrilato (PMMA) en lugares del cuerpo en que está prohibido su uso y en cantidades superiores a las sugeridas por los médicos. Eso le provocó cuatro tumoraciones en glúteos y muslos, con un proceso inflamatorio crónico.

Una situación similar atravesó Silvina Luna, que fue intervenida en octubre y noviembre de 2011 en la misma clínica y donde también se le colocó microesferas de polimetil metacrilato (PMMA). Eso le provocó alteraciones anatómicas en los glúteos y en los muslos, lo que fue advertido y documentado por otro médico en junio de 2013. Las lesiones sufridas por Stefanía Xipolotakis se dieron luego de la intervención médica de marzo de 2014 en donde también se le colocó polimetil metacrilato (PMMA).

Con respecto a Gabriela Trenchi, Lotocki había acordado con ella que le colocaría “hilos tensores” en los glúteos y que le extraería grasa de la pelvis, de la rodilla y de la cadera para mezclar con plasma de su sangre e inyectarle eso en la zona de los glúteos. La mujer le pagó 30 mil pesos y fue operada en agosto de 2015. Sin embargo, y pese al pedido de la víctima, Lotocki le colocó un producto de relleno que contenía microesferas de polimetil metacrilato (PMMA). Esto le provocó lesiones en el cuerpo y en la salud: una “normoanatomía del tejido celular y de los glúteos mayores y en los grupos musculares de muslos y de las piernas, caracterizadas por granulomas o farmacomas, como así también por un componente inflamatorio”.

Al momento de analizar y solicitar la pena, el fiscal Abraldes evaluó distintos puntos: el abuso y traición de la confianza; haber ventilado cuestiones personales que hacían a la intimidad de las víctimas; el daño que le causó a las pacientes. Tomó en cuenta que las consecuencias que generó son “irreversibles y progresivas” y que impactan en la vida de todas las denunciantes, que no pudieron continuar con sus trabajos y que incluso tuvieron que consumir sus ahorros en tratamientos médicos.

“No atendía las más mínimas reglas de la práctica profesional: atendía en lugares sin habilitación en los lugares, con productos que no podía usar e incluso quiso hacer responsable a sus pacientes por las consecuencias nocivas de su propio accionar delictivo”, se explayó.

Además de la condena a siete años y nueve meses de prisión, el fiscal solicitó en su exposición de comienzos de diciembre una inhabilitación especial para el ejercicio de la medicina por 10 años e inhabilitación por el mismo tiempo para el ejercicio del comercio en el ámbito de la estética y cosmética.

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
El fiscal Villalba expone sobre el millonario fraude.

POR CONTRABANDO DE GRANOS

Juzgan a un finquero, un jefe y dos subalternos de Gendarmería

Por los delitos de contrabando de granos y cohecho son juzgados el ex jefe del Escuadrón Aguaray de la Gendarmería Nacional, comandante principal Marciano Alberto Páez, el alférez Diego Ernesto Radaelli y el sargento Rodolfo Ayala, y el finquero Alberto Martín Crossa.


ÚLTIMAS NOTICIAS