Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

POR LA EMERGENCIA DEL COVID-19

El ex juez Reynoso fue favorecido con 60 días de prisión domiciliaria

En un fallo unánime, los jueces Federico Díaz, Gabriel Casas y Enrique Jiménez Montilla, quienes condenaron al ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso, a la pena de 13 años de prisión por delitos de corrupción ligado al narcotráfico, resolvieron ahora otorgarle la prisión domiciliaria por el término de 60 días.

NDS |

El ex juez Raúl Reynoso condenado por corrupción fue favorecido con prisión domiciliaria por la emergencia sanitaria.
El ex juez Raúl Reynoso condenado por corrupción fue favorecido con prisión domiciliaria por la emergencia sanitaria.

Así surge de la resolución de 20 fojas que dictó el Tribunal Oral Federal 1, mediante la cual se contestó el pedido realizado por el defensor, Matías Gutiérrez Perea, de la defensa oficial de Jujuy, en representación del ex juez Reynoso, quien lleva detenido poco más de tres años.

Reynoso, como se conoce, enfrentó ya dos juicios por hechos de corrupción durante su gestión como juez federal de Orán, entre el año 2002 y fines de 2015, cuando el Consejo de la Magistratura de la Nación decidió suspenderlo por las denuncias en su contra.

Tras ser procesado por varios delitos ligados al narcotráfico, Reynoso fue llevado a juicio entre septiembre de 2018 al 26 de marzo de 2019, cuando finalmente fue condenado a la pena de 13 años de prisión. Los jueces que ahora lo beneficiaron, lo habían considerado autor del delito de “concusión en siete hechos, en concurso ideal con la autoría del delito de prevaricato en seis hechos”.

Entre febrero y marzo de este año, en tanto, Reynoso enfrentó un segundo juicio, esta vez por delitos de prevaricato, cohecho pasivo y concusión. El debate fue presidido por los jueces Gabriela Catalano, Abel Fleming y Domingo Batule, quienes fueron más consecuente con el ex magistrado y decidieron absolverlo.

Ahora, y luego de varios intentos por conseguir la prisión domiciliaria, negada en, al menos, dos oportunidades, el ex juez finalmente se salió con la suya y consiguió de la manos de sus verdugos el beneficio de la prisión domiciliaria, medida que le permitirá estar en su casa, en un lujoso edificio ubicado en pleno centro de esta ciudad, a la vuelta del tribunal donde había sido condenado, sobre calle Belgrano.

Con la marea a su favor, tras haber sido absuelto, Reynoso y su defensor volvieron a la carga con un nuevo pedido de prisión domiciliaria, el que se vio favorecido enteramente por la actual situación de emergencia sanitaria en la que se encuentra el país por el avance de la pandemia del coronavirus.

La edad del ex juez, 61 años y la comprobada dolencia que padece por ser diabético con insulina requirente, a lo que se suma un cuadro de hipertensión arterial, fue clave para que la defensa demostrara que Reynoso está incluido entre las personas definidas como “grupo de riesgo”, según las características establecidas por el Organización Mundial de la Salud al declarar la pandemia.

Sin dudas, la emergencia sanitaria por el COVID-19 jugó a favor de Reynoso, quien incluso cosechó el dictamen positivo del fiscal federal, Carlos Amad, quien dio instrucciones a su auxiliar, Josefina Martínez, para que dictamine a favor del pedido de la defensa, aunque sí hizo una serie de salvedades.

Al respecto, la fiscalía sostuvo que el beneficio “sólo debía ser concedido en forma provisoria y bajo el uso de un dispositivo electrónico para su control a los fines de evitar un posible riesgo de fuga”, por lo que señaló que debía darse “intervención al Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica de la Dirección Nacional de Readaptación Social de la Subsecretaría de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios de la Secretaría de Justicia, para que incorpore al interno a dicho programa”.

Solicitó que a Reynoso “se le imponga la prohibición de salir del país y ordenar que sea el Patronato de Presos y Liberados quien efectuara la supervisión del mismo”.

Más de Judiciales
El conductor homicida Humberto Gabriel Morales volvió a ser juzgado, esta vez por quebranto de la pena, pero fue absuelto por el beneficio de la duda.

MUERTE DEL NIÑO MARCOS CÓRDOBA

Absolvieron de quebranto de pena a un conductor homicida

El martes último, Humberto Gabriel Morales, ya condenado por conductor homicida, volvió a ser juzgado por una acusación de quebrantamiento de pena, porque pese a la condena se lo vio conduciendo y se lo acusó de quebrantar la pena. No obstante logró ser absuelto por beneficio de la duda.

El finquero alemán de la zona de Palomitas, cuando fue detenido e imputado por matar a un empleado e intentar envenenar a otro.

HECHO OCURRIDO EN 2018 EN GUEMES

Juzgarán al finquero alemán acusado homicidio y envenenamiento

Desde el lunes 1 de junio juzgarán a un finquero acusado de homicidio calificado e intento de homicidio calificado por el uso de veneno llamado "Carbofurán" y se extenderá hasta al 23 de junio por la mañana. Actuará como fiscal de la UGAP 4, a Gustavo Torres Rubelt.