Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON NUEVO DIARIO EN PARÍS

El análisis y pedido de Jean- Michel Bouvier, a 10 años de la muerte de las francesas

Jean-Michel Bouvier tuvo que cancelar su viaje por estos días a la Argentina y a Salta, para el homenaje de los 10 años de la masacre de su hija Casandre y su amiga Houria, que según sus datos ocurrió el 26 de julio de 2011. Nuevo Diario, en exclusiva, lo entrevistó en Francia, en el Salón de Té de la Mezquita de París. Detalles claves de la causa y su insistencia en un homenaje tentativo para octubre.

NDS |

Jean-Michel Bouvier habló en exclusiva con Nuevo Diario de Salta en el Salón de Té de la Mezquita de París, Francia, a 10 años de la masacre.
Jean-Michel Bouvier habló en exclusiva con Nuevo Diario de Salta en el Salón de Té de la Mezquita de París, Francia, a 10 años de la masacre.

Este 26 de julio, Bouvier hizo pública la carta abierta, enviada el 2 de junio, al Presidente Alberto Fernández, cuya temática adelantó durante la entrevista en Francia con este medio, en cuyo eje central aboga por la libertad de Santos Clemente Vera, que según él "cumple todavía con una injusta condena a prisión perpetua, sin ninguna prueba científica que acredite su participación en la masacre de San Lorenzo".

"Por el beneficio de la duda, Cassandre hubiera querido que Clemente Vera fuese liberado", sostuvo, mientras todavía se tramita un nuevo fallo judicial, en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el recurso de queja presentado por la defensa del condenado a cadena perpetua.

Según la Justicia de Salta, oficialmente los cuerpos masacrados de las dos francesas fueron hallados el  29 de julio de 2011. 

Es por eso que Nuevo Diario lo buscó en Francia, para que cuente después de 10 años los datos científicos y puntos claves que maneja para su propia investigación.

Su análisis del caso en el encuentro producido hace poco en una conocida casa de té parisina, frente a una de las entradas del magnífico predio del Jardin des Plantes.

Puede ser una imagen de 1 persona, barba y sentado

Sin saber nada de Sáenz 

Bouvier al comienzo de la charla reveló que a principio de año tramitó a través de la embajada de Francia una entrevista con el gobernador Gustavo Sáenz, de la que hasta hoy no tuvo ninguna respuesta. No sabe si su solicitud solicitada fue aceptada o rechazada.

También en sus dichos delineó las bases de la carta que hoy se hizo pública, al presidente Alberto Fernández, con quien semanas atrás quiso encontrarse en Francia y luego en Argentina. No obstante, también tuvo que cancelar esas pretensiones por las restricciones por la pandemia y algunas complicaciones que tuvo con su enfermedad.

Él quería venir a Salta este 26 de julio, a la Quebrada de San Lorenzo, para los 10 años de esa masacre. Las fechas, a pesar del juicio, están claras y no coinciden. Para su familia los cuerpos se hallaron el 26 de julio de 2011.

Según la autopsia fallecieron el 21 o 22 de julio. No obstante, según el último dato rescatado de la cámara de fotos y el análisis de las pertenencias de las francesas, el 15 de julio habría ocurrido el ataque.

A pesar de todos los inconvenientes, Bouvier, un tanto enfermo, no claudica en sus objetivos y no se rinde. Quiere realizar ahora en octubre el homenaje a su hija y a Houria, al pie del monumento que recuerda su memoria, frente a una obra de un artista francés que años atrás inauguró, cuando todavía gobernaba Juan Manuel Urtubey, en el lugar donde las encontraron muertas.

La verdad en los datos científicos

"La realidad siempre es compleja, entonces no critico, yo no me defino sobre la inocencia o la culpabilidad de la gente. Me interrogo sobre las pruebas que están aportadas a la culpabilidad o a la inocencia. Para mí hoy en día, cuando se habla de pruebas, son pruebas científicas".

"Ya en el derecho romano se decía 'testus unus testis nullus', es decir se relativizaba la noción del testimonio a través de esta fórmula, queríamos decir que el testimonio era válido solamente si era contrastado o si era múltiple".

"Cuando uno vuelve a mirar los distintos casos sabemos que aunque quisiéramos escapar, toda persona que ha frecuentado una escena del crimen deja huellas dactilares y de ADN".

"Sabemos también que la investigación sobre la genética tiene avances que son perpetuos; lo que no sabíamos hacer hacer diez años, lo sabemos hacer hoy. Es por eso que todas las sociedades tienen que cuestionar la noción de la prescripción. Hoy se ven crímenes prescriptos y dilucidados, 30 o 40 años después, recién hubo un caso en Francia, entones eso plantea un problema".

"Para volver sobre el acusado Lasi, hay un montón de pruebas científicas contra su persona, por ejemplo en el ADN, que fue encontrado, tanto por los expertos argentinos como franceses".

"Está también el arma que mató a Casandre, que pertenecía a su padre, que fue encontrada en otro contexto de manipulación policial; en otra investigación, por la misma persona que encuentra las balas a la mitad de agosto, después de las primeras investigaciones en la casa de los Lasi, el teléfono y la cámara de fotos de Houria".

"Sabemos que Casandre tenía un móvil y hay pruebas que tenía una cámara, entonces hay piezas que no fueron investigadas. Hay muchas pruebas científicas contra Lasi. Además, él adaptó sus declaraciones en su defensa a medida que le iban presentando las pruebas científicas, diciendo que le habían obligado a violar y a matar".

"Sobre Vera no hay una prueba científica. En cuanto al arma tampoco hay ninguna prueba, sobre todo cuando uno mira las condiciones en las cuales el arma, que supuestamente el habría vendido, fue descubierta"

"Se trata del honor de los tres jueces del Tribunal Oral. Se trata de una manipulación en la cual se encontró (o de la que participó) Walter Mamani, quien fue hace poco culpado en otro caso de la misma naturaleza", precisó Bouvier.

Sobre la inocencia de Vera

"El experto argentino, desde un primer momento, no encuentra el ADN nuclear de Vera", afirma Bouvier y agrega: "El ADN nuclear da casi un 100% de seguridad, pero en un segundo tiempo, el doctor Cobach le insiste al juez Martín Pérez, sin resultado, poder volver a examinar y utilizar este ADN nuclear, tanto para Vilte como para Vera".

"Cada vez más abogados argentinos exigen este tipo de prácticas. No se examinan muestra por muestra, sino se mezclan las muestras. Y entonces se descubre un ADN que puede ser ligado a Vera pero que es un ADN mutucondrial que es transmitido por las mujeres y las familias en un sentido amplio".

"Más que todo, Vera no aparece en las muestras que fueron extraídas de manera global. No sé si esta práctica pedida por Cobach integró también muestras que no fueron encontradas en los cuerpos de Casandre y Houria".

"Sé también que hay un objeto que fue mencionado en la investigación como que pertenecía a Cassandre. Se trata de un estuche de cámara de foto; yo me acuerdo en mi primera estadía en la Argentina, con mi hijo, era como si querían que confesáramos que ese estuche pertenecía a Cassandre, pero era un estuche Olympus y ella no tenía esa marca de cámara", especificó.

"Ahora bien, intelectualmente no puedo estar seguro que no tenía estuche Olympus, porque podría haber perdido el estuche original. Vera dice que lo encontró en la Quebrada de San Lorenzo, por lo tanto no sabemos dónde porque no está bien indicado en el expediente. En relación en el medio donde vive es normal, si lo encontró, puso su ADN, y en ese caso, lo tenía que encontrar el ADN nuclear".

"Digo que las muestras científicas y la de los expertos se contradicen, y acá tenemos una contradicción de expertos. Encima por pedido de la defensa de Vera, hay un contra peritaje que el juez Martín Pérez rechazó en una primera instancia y en una segunda instancia. Entonces está claro que la duda lo tiene que beneficiar. No digo que Vera es inocente; no digo que es culpable, no hay prueba, entonces creo que tiene que ser beneficiado por la duda", aseveró.

Texto completo de la carta de Bouvier al Presidente

Al señor

Alberto FERNÁNDEZ,

Presidente de la Nación Argentina

Soy el padre de Cassandre BOUVIER, una de las dos víctimas, junto con Houria MOUMNI, del crimen de las turistas francesas, ocurrido en la Provincia de Salta en julio de 2011.

Más que una hija, he perdido a una cómplice intelectual. Desde aquel sábado del 30 de julio de 2011 -la fecha siniestra en la que me enteré de su asesinato- vivo condenado, a perpetuidad, al sufrimiento, a las lágrimas, a la desesperanza, a la depresión...

Solo la gracia de los niños pequeños o el conocimiento de la noticia de una injusticia reparada en alguna parte del mundo, consiguen secar mis lágrimas por un instante.

Cassandre era un alma bella. Mejor que yo -que soy evidentemente parcial- sus amigos(as) han encontrado las palabras adecuadas para describirla. 

De entre ellas he elegido aquellas que resonarán en usted ya que se encuentran en el corazón de su misión:

Ella amaba la tolerancia, la libertad de pensar y de actuar con respeto hacia los demás.

Ella detestaba la injusticia y sus consecuencias: la pobreza, la marginación, la exclusión.

Amaba buscar aquello que permitiera a las personas desfavorecidas superar su condición.

Le gustaba ser solidaria con todos los que sufrían y hacer cosas por para ellos.

Amaba descubrir la vida de las personas, su cultura y defender esta diversidad...

La muerte de Cassandre y Houria es una injusticia que todavía espera ser reparada. Su memoria exige esta reparación. La Argentina que amaban está en deuda con ellas.

Desde 2011 viajo regularmente a Buenos Aires y a Salta para exhortar a las autoridades nacionales y provinciales a la transparencia de los hechos y a la exhaustividad de las investigaciones. 

Asistí al juicio oral en 2014. Hasta mi muerte voy a rendir homenaje a los tres jueces que emitieron un veredicto justo fundado exclusivamente en la presencia o ausencia de evidencias científicas incontestables. 

Ellos también han sacado a la luz las manipulaciones policiales contra los acusados y el recurso sistemático a métodos de interrogatorio (torturas físicas y psicológicas) indignos de un Estado de Derecho y contrarios a los Derechos Humanos.

A pesar de mi edad, del progresivo deterioro de mi salud y de los obstáculos a los desplazamientos que ha erigido la pandemia de la Covid-19, no renunciaré jamás a pedir a las autoridades argentinas que investiguen seriamente los hechos para que la verdad de lo que realmente ocurrió sea por fin conocida y que todos los responsables de los crímenes y sus cómplices (cualquiera sea su rango social) sean juzgados conforme lo prescriben las leyes.

Francia ha hecho justicia a la Argentina al extraditar a Mario SANDOVAL. Argentina debe ahora hacer justicia a Francia dilucidando las condiciones reales de las ejecuciones de Cassandre y Houria. Argentina también debe corregir la injusta suerte de dos de sus propios ciudadanos. 

Daniel VILTE, total y justamente absuelto de los crímenes de Cassandre y Houria, debe ser indemnizado por el daño sufrido por una pena de prisión de casi 3 años por nada. 

Clemente VERA, absuelto en primera instancia y puesto en libertad, fue reencarcelado a pesar de que no se han presentado ninguna prueba científica incontestable en su contra.

Los ADN no identificados que fueron descubiertos por los peritos franceses, y que no fueron agregados juntos a su investigación por un juez de instrucción parcial, deben servir para la confección de retratos robot. 

Ellos permitirán reorientar la investigación. Las muestras de ADN no estudiadas, que fueron extraviadas por el Poder Judicial de Salta y luego reencontradas recientemente en una de sus cajas fuertes, deben ser sometidas sin demora a un doble peritaje (argentino y francés).

Aceptar sin reservas las sentencias del Poder Judicial de Salta pronunciadas en perjuicio de Clemente VERA sería una afrenta contra el derecho fundamental a un juicio justo. Negarse a reanudar las investigaciones para conocer toda la verdad sería:

  • Por un lado, insultar la memoria de las dos víctimas y despreciar a sus familias
  • Por otro lado, ofender a la Justicia internacional.

Espero con impaciencia la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Este tribunal no puede convalidar las deficiencias y debilidades de los procedimientos policiales y judiciales de la Provincia de Salta. Legitimarlos constituiría una denegación de justicia. Sería como destilar el veneno del resentimiento en el corazón de las mujeres de todo el mundo y principalmente de las mujeres argentinas.

Privar de libertad a un hombre sobre el que no pesa ningún cargo fundamentado es un dolor adicional para mí. La duda siempre debe beneficiar al acusado. 

En nombre de este principio, Cassandre hubiera querido que Clemente VERA fuese liberado.

Muy respetuosamente,

Jean-Michel BOUVIER.

Puede ser una imagen de 1 persona

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales

ÚLTIMAS NOTICIAS