Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

AUDIENCIA EN JUNIO DEL 2020

El alemán que envenenó a sus peones será enjuiciado

Hartmut Torsten Theobald, propietario de una finca cerca de Palomitas, será juzgado desde el 1 hasta el 23 de junio por homicidio calificado por el uso de veneno contra de Ramón Ignacio Casas, y por tentativa de homicidio calificado en perjuicio de Benito Soraire, a quien también habría envenenado.

El Hartmut Theobald fue detenido por envenenar a dos trabajadores en un hecho que se registró en octubre del 2018.

El juez que tendrá a su cargo el debate será Francisco Mascarello, mientras que por el Ministerio Público Fiscal será Gustavo Torres Rubelt.

El hecho se registró en octubre del 2018 cuando el imputado, entregó alimentos con sustancias tóxicas a sus empleados Casas y Soraire. Casas lo había denunciado ante la AFIP por reclamos salariales.

El propio Hartmut denunció el hallazgo de su empleado sin vida y en avanzado estado de descomposición en una habitación que ocupaba y que le parecía que había consumido alguna sustancia tóxica, ya que había encontrado una botella con un líquido sobre la mesa.

Muerte por envenenamiento

La autopsia reveló que la muerte de Casas se produjo por paro cardiorrespiratorio por intoxicación con veneno (pesticida), elemento tóxico que resultó coincidente con el contenido de la botella y plato que fueron secuestrados en la mesa del fallecido.

Los familiares de la víctima, dijeron que Casas trabajaba hace varios años para Hartmut desempeñando trabajos de cuidado de la hacienda y que mantenían malas relaciones laborales, ya que no le pagaba lo que le correspondía y le propinaba malos tratos. También relataron que su padre los reunió y les manifestó que su patrón lo seguía y que cualquier cosa que le sucediera, sería su culpa.

Habiendo quedado demostrado que el finquero era quien proporcionaba la mercadería a los trabajadores.
Soraire por su parte que vivió, para contarla, declaró en octubre del año pasado que descubrió que cuatro de sus perros estaban muertos y los enterró, a los pocos días, su patrón se hizo presente con una bolsa con carne y sospechó sobre su buen estado, ya que al abrirla sintió un olor extraño.

De todas maneras la cocinó y la ingirió. Luego comenzó a experimentar malestar con vómitos y mareos. Así fue a pedirle a Theobald para que lo llevara al hospital porque seguía con malestar y le dijo que esperara hasta el día siguiente.

Ante la negativa, Soraire se fue caminando hasta el nosocomio y allí le dijeron que la carne estaba en mal estado y le suministraron medicación. Al regresar a su casa, le dio a uno de los perros la carne sobrante y éste murió.

Cuando declaró Hartmut trató de desligarse del hecho señalando que lo de Casas habría sido un suicidio.
Ahora llega a juicio con una fuerte acusación de homicidio calificado en contra de Casas y de tentativa de homicidio en contra de Soraire.

Más de Judiciales
Por el crimen de Jimena Salas, Sergio Vargas, el vendedor ambulante sigue detenido desde junio pasado, y Nicolás Cajal, viudo de la víctima acusado.

EXPECTATIVA POR EL PEDIDO DE JUICIO

Surgen definiciones en torno a los acusados del crimen de Jimena Salas

En los últimos días surgieron varias expectativas por definiciones respecto a la situación de los dos acusados del asesinato de Jimena Salta: Sergio Vargas, el vendedor ambulante, detenido en junio pasado, y Nicolás Cajal, viudo de la víctima.

El siniestro vial entre un camión y un colectivo le costó la vida a dos mujeres.

CHOQUE EN ROSARIO DE LA FRONTERA

Imputan y detienen a un camionero por dos muertes culposas

Federico Miguel Thompson de 33 años quedó imputado y detenido por el delito de homicidio culposo en perjuicio de dos mujeres y los heridos que resultaron lesionadas en choque entre el camión y un colectivo ocurrido el fin de semana en jurisdicción de Rosario de  la Frontera.

La pareja dueña de la casa fue imputada como los receptores principales de las ganancias que surgían de la explotación sexual.

LES DICTARON PRISIÓN PREVENTIVA

Los dueños de la casa no eran ajenos a la trata de personas

Durante la audiencia en la que se formalizó la investigación, el juez de Garantías Julio Bavio ordenó la prisión preventiva de los cinco acusados -en principio por 30 días- además dispuso la clausura del domicilio, que era utilizado como prostíbulo, medida que se debe trasladar a través de la municipalidad de la ciudad.