Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

CONDUCÍA ALCOHOLIZADO

Condenan por homicidio simple a un automovilista

En un fallo unánime, los jueces de la Sala V del Tribunal de Juicio condenaron a Cristian Sebastián Mamaní a la pena de ocho años de prisión efectiva por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de homicidio simple y lesiones leves en concurso ideal.

El auto que conducía el hombre condenado.
El auto que conducía el hombre condenado.

Mamaní, de 36 años, había llegado a juicio acusado del homicidio de Zulma Teresa Fernández y las lesiones de un hijo de la misma, Álex Cardozo.

En su sentencia, los jueces ordenaron que el condenado continúe en prisión preventiva, revocaron la modalidad de prisión domiciliaria y ordenaron su traslado a la Unidad Carcelaria 1. Recomendaron, además, que se le brinde al imputado tratamiento por su adicción al alcohol.

Finalmente, se dispuso la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

El tribunal colegiado estuvo integrado por los jueces Marcelo Rubio, Mónica Faber y Gabriela Romero Nayar. Por el Ministerio Público intervino la fiscal Ana Inés Salinas Odorisio. La defensa del imputado estuvo a cargo de Walter Atilio Díaz.

El caso

Según lo ventilado en el debate, el hecho por el cual resultó condenado Mamaní ocurrió el 9 de marzo de 2019, alrededor de las 19.50, en barrio El Cruce de la ciudad de General Güemes.

Esa tarde, Zulma Fernández volvía de la feria con su hijo Álex, caminando por calle Domingo Pauna, cuando ambos fueron embestidos por un vehículo color azul oscuro. Sobre ese episodio, testigos refirieron que el conductor se dio a la fuga dejando a ambas víctimas abandonadas. 

A su vez, se estableció que el imputado conducía en estado de ebriedad, en forma de zigzag. La mujer, tras el violento impacto, fue trasladada a un hospital de la ciudad de Salta, donde se produjo su fallecimiento. El niño sufrió golpes en ambas piernas.

Cabe señalar que, tras ser imputado, Mamaní prestó declaración y trató de eludir su responsabilidad en el hecho.

Sostuvo que ese día viajó en el  automóvil como acompañante ya que estaba ebrio, que la conducción estuvo a cargo de otra persona.

De los testimonios y medidas probatorias, sin embargo, se pudo constatar que Mamaní guiaba el vehículo y llevaba a su hijo menor de edad como acompañante. Incluso testigos resaltan la conducción temeraria que realizó por diversos puntos de esa ciudad.

La defensa de Mamaní intentó cambiar la calificación penal a homicidio culposo, pero sus esfuerzos no tuvieron asidero por parte del tribunal, el que siguió la postura de la fiscalía, la que insistió en que el hecho se trató de un homicidio simple.

Más de Judiciales
El finquero alemán de la zona de Palomitas, cuando fue detenido e imputado por matar a un empleado e intentar envenenar a otro.

HECHO OCURRIDO EN 2018 EN GUEMES

Juzgarán al finquero alemán acusado homicidio y envenenamiento

Desde el lunes 1 de junio juzgarán a un finquero acusado de homicidio calificado e intento de homicidio calificado por el uso de veneno llamado "Carbofurán" y se extenderá hasta al 23 de junio por la mañana. Actuará como fiscal de la UGAP 4, a Gustavo Torres Rubelt.

La fiscal Ana Inés Salinas Odorisio concretó la audiencia de imputación para Federico Leonardo Detzel y Tania Rocío Aguirre.

EL NIETO SE ABSTUVO DE DECLARAR

Por el asesinato de María Giné declararon dos de los imputados

Tras la ampliación de la acusación a las tres personas imputadas por el homicidio calificado de María Leonor Gine, declararon Tania Aguirre y Federico Detzel, mientras que Agustín Morales, nieto de la víctima, se abstuvo de hacerlo.