Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

DE ORÁN Y JOAQUÍN V. GONZÁLEZ

Concejales detenidos por delitos sexuales: uno es pastor y el otro docente

El primero, Héctor Ramón Barraza, de Orán, llegó al cargo en 2019 a través del espacio del ex diputado nacional Alfredo Olmedo, mientras el segundo, Rubén Waldino Palmero, de Joaquín V. González, pertenece al Partido de la Victoria y es presidente del Concejo Deliberante.

Edil Rubén Palmero, de Joaquín Víctor González y Concejal Héctor Barraza, de Orán.
Edil Rubén Palmero, de Joaquín Víctor González y Concejal Héctor Barraza, de Orán.

Respecto a Rubén Waldino Palmero, ayer se supo que la fiscal penal, María García Pisacic, imputó al edil, de 46 años, por la comisión del delito de tentativa de abuso sexual simple, en perjuicio de un menor de 16 años. En consecuencia, quedó detenido.

Palmero, asistido por un defensor particular, se abstuvo de declarar. La fiscalía, en tanto, dio intervención a la Asesoría de Menores, la que participó en la declaración testimonial del menor.

El caso se inició a partir de la denuncia radicada por el padre de la víctima el domingo último, después de que su hijo llegara al domicilio muy alterado y con sangre en las manos. En su relato, el chico sostuvo que fue interceptado en la vía pública por Palmero, quien circulaba en motocicleta sin patente. Indicó que el edil ofreció llevarlo al río Juramento, donde supuestamente sus amigos estarían bebiendo. El menor se negó y siguió caminando, pero fue interceptado nuevamente por el acusado en otro sector, donde le ofreció llevarlo hasta su domicilio, por lo que el chico accedió y abordó la moto. Durante el trayecto, el acusado se desvió y lo llevó hasta el camino vecinal que lleva al paraje El Algarrobal, donde el acusado bajó y comenzó a amenazar a la víctima con someterlo sexualmente o lo mataría, con un hierro en la mano. Empujó al menor contra unas chatarras de autos y, en ese momento, el joven aprovechó para propinarle un golpe con medio ladrillo en la cabeza. Después de un forcejeo, el chico resultó con lesiones y logró escapar.

Una testigo, que se encontraba con una amiga, confirmó el ingreso de la moto y los dos ocupantes al basural y los posteriores pedidos de auxilio.

Una de esas mujeres llamó a la Policía, pero el acusado ya había escapado del predio. El chico declaró que no conocía al acusado más que por el saludo cotidiano y que antes de los hechos, le había ofrecido un trabajo de desmalezamiento. Agregó que sus amigos le negaron que fueran a juntarse a beber con “el profe” en el río y que cuando éste lo abordó, ya sabía que mentía al respecto.

De acuerdo a las declaraciones recabadas, el concejal -quien se desempeña también como docente-, habría mantenido charlas de contenido sexual con otros menores. Palmero fue electo por el Partido de la Victoria (PV); sin embargo, se encontraba alejado de ese espacio político. “Ya no participaba de las reuniones”, afirmó la diputada por Anta del PV, Alejandra Navarro.

Le ofreció trabajo, luego unos masajes, y al final abusó de ella

Con respecto al concejal Héctor Ramón Barraza, ayer la fiscal penal María Sofía Fuentes confirmó la imputación y detención del edil por el delito de abuso sexual simple en perjuicio de una menor. Barraza, de 38 años, se presentó a la audiencia de imputación asistido por su defensa particular y se abstuvo de declarar. Como en el caso de Palmero, la fiscalía intervino a raíz de la denuncia radicada por el padre de la víctima, de 17 años, en la que indicó que el pasado 26 de enero, tomó conocimiento que su hija había sido aparentemente abusada por el propietario de una colchonería.

Según el decreto de imputación, el acusado, el mismo 26 de enero habló con la adolescente, a quien le ofreció el trabajo de limpieza en el local comercial, que funciona en el municipio de Pichanal.

Enseguida, el acusado salió del local y regresó con una lata de cerveza. Tras esto, le pidió a la menor víctima que se recostara en el colchón para hacerle unos masajes, le colocó crema en la espalda y comenzó a quitarle sus prendas. Luego, la sometió a tocamientos y la besó a la fuerza, mientras la víctima se negaba en todo momento. La menor indicó que le manifestó al imputado que quería irse a su casa, y que este no la dejó salir porque “debía cumplir el horario de trabajo”. Sostuvo que durante un descuido de Barraza, logró salir del local y pedir ayuda a un amigo.

El concejal Barraza, también pastor evangélico, llegó al Concejo Deliberante de la ciudad de Orán, en diciembre de 2019, gracias al partido de Alfredo Olmedo, a quien dijo “admirar mucho”.

 

 

 

 

 

 

VER MÁS

Deportes


VER MÁS

Salta


VER MÁS

Judiciales


VER MÁS

El País


VER MÁS

Te puede interesar


VER MÁS

Política


VER MÁS

Seguridad


VER MÁS

Mundo


VER MÁS

Cultura


VER MÁS

Provinciales


Más de Judiciales
La dimensión de la plantación ilegal.

PRISIÓN PREVENTIVA DE 4 IMPUTADOS

En La Caldera producían más de una dosis de marihuana por cada salteño

En una reciente audiencia, en la cual la defensa de los principales imputados intentó -sin éxito- obtener la excarcelación de sus clientes, el fiscal general Eduardo José Villalba, a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad del NOA, brindó precisiones del caso que causaron un gran impacto en los jueces de la Sala 2 de la Cámara Federal de Apelaciones.

La foto por la que la defensa de CFK recusó tanto al fiscal Luciani como al juez Uriburu.

JUICIO POR LA CAUSA VIALIDAD

El Tribunal rechazó las recusaciones de CFK contra fiscales y el juez

El último viernes el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 desestimó las recusaciones presentadas por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner contra el juez Rodrigo Giménez Uriburu y los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola de la Causa Vialidad.

Los jueces en el final de la audiencia condenaron a una pareja que vendía drogas desde el penal de Villa Las Rosas.

UNA PAREJA CONDENADA A 6 AÑOS

Por Mercadopago cobraban la droga que vendían desde la cárcel

Guillermo Lozano y Cristina Santander, a través de Mercadopago cobraban la droga que comercializaban desde adentro del penal de Villa Las Rosas. El primero recibió una pena de 6 años y 6 meses de prisión, mientras que su pareja recibió 6 años que los cumplirá bajo la modalidad de prisión domiciliaria.


ÚLTIMAS NOTICIAS