Este sitio utiliza cookies. Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de las mismas. [ Acepto ] [ Política de cookies ]

ACUERDO GOBIERNO Y OPOSICIÓN

La emergencia alimentaria tendría hoy media sanción en Diputados

Diputados se encamina hoy a darle media sanción a la ley de Emergencia Alimentaria. Luego de reuniones internas y entre oficialismo y oposición, Cambiemos aceptó no bloquear el proyecto consensuado por el grueso del arco opositor: dará quórum y votará a favor de la iniciativa.

La propuesta común es que se apruebe la ley y que el recinto no se transforme en una tribuna de la campaña electoral.

El interbloque Cambiemos acompañará hoy la ley de emergencia alimentaria en el marco de la sesión especial, aunque muestra cautela en torno a la redacción que se someterá a votación y espera que se conozca cuál será el impacto fiscal definitivo de la medida.

La sesión iniciará a las 11.30 y entre los distintos bloques hubo coincidencias en la necesidad de que sea una jornada “tranquila” y “ordenada”, que no se extienda más allá de seis horas. 

“Vamos a ir a la sesión, aunque creemos que es una sobreabundancia sancionar una ley, porque la emergencia alimentaria está vigente desde 2002”, anticipó un diputado del oficialismo a cargo de las negociaciones, aunque aclaró: “No vamos a ir hacia ninguna locura que aumente incertidumbre”.

El proyecto consensuado

El proyecto consensuado prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria nacional, que vence el 31 de diciembre este año, según la Ley 27.345, sancionada en 2016, que extendió a su vez la emergencia social por el mismo período.

La iniciativa dispone “un incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50% de las partidas presupuestarias vigentes este año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.

También se faculta al jefe de Gabinete a que, durante la vigencia de la emergencia alimentaria, actualice trimestralmente estas partidas presupuestarias, tomando como “referencias mínimas” el aumento de la variación porcentual del rubro “alimentos y bebidas no alcohólicas’’ del IPC y la variación de la canasta básica alimentaria según el INDEC.

A su vez, se habilita al Poder Ejecutivo Nacional a “disponer las ampliaciones y las reestructuraciones presupuestarias, y las decisiones administrativas conducentes a un abordaje efectivo de la emergencia alimentaria y nutricional”. Por último, el proyecto indica que la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) deberá realizar de manera anual un control periódico sobre las partidas del Presupuesto Nacional destinadas a la alimentación saludable como “política de Estado”.

La iniciativa fue discutida en el Congreso.

Más de El País