DIA DE TODOS LOS SANTOS

Vallistos y puneños fieles a la tradición de ofrendar a sus difuntos

El Centro de Residentes vallistos y puneños en la búsqueda de mantener viva la tradición de sus ancestros de recordar a los fieles difuntos, realizan la celebración de las ofrendas, en el Día de todos los santos.

NDS |

La mesa en honor de las almas se sirve con los gustos de los difuntos.

Es el segundo año que el 1 de Noviembre en la casa de don Severo Báez, se viste una mesa con lo que más le gustaba a los familiares fallecidos consumir. A este hecho se sumaron vecinos quienes también honran los recuerdos de sus muertos, en el Día de todos los santos.

Viviana Báez, señaló a Nuevo Diario que “un año más conservando vivas nuestras costumbres y tradiciones, ayer se realizaron las ofrendas junto a niños, jovenes, y adultos, así se puso la mesa para nuestras almitas y rezamos el rosario”.

En la jornada de hoy sostiene que se recuerda “el despacho de las almitas y se levantara la mesa se repartira las ofrendas para todos los presentes a partir de las  19 horas”, dijo.

En la casa de don Severo Báez, en José Echenique 1074, Villa Primavera y bajo el lema “Conservemos nuestras costumbes vivas”, dijo su hija “se reciben nuestras almitas con alegría y amor, se reza para todas las almitas olvidadas y para todos los Santos”.

Pura tradición

En esta ceremonia una de las leyendas dice que Dios abre las puertas del cielo y los difuntos bajan a la tierra a ver a sus seres queridos y por ello los familiares y amigos los reciben con todas las cosas que le gustaban en vida, y se cree que se quedan entre nosotros desde el mediodía del 1 de noviembre hasta el mediodía del día siguiente.

Es por ello que en ambos días se realizan diferentes rituales que incluyen preparaciones especiales, misas, visitas a los cementerios con el despacho final de las ofrendas preparadas, y sobre todo los sentimientos encontrados de alegría y tristeza simultáneamente.

En si el ritual es realizado fundamentalmente por las familias que han perdido un ser querido durante los tres años consecutivos del fallecimiento, y a medida que van pasando los años la solemnidad y el esfuerzo en la preparación del ritual van disminuyendo.

A pesar de esto la costumbre de llevar coloridas flores de papel al cementerio sigue muy arraigada y es común que aún pasado mucho tiempo se lleven coronas o ramos e incluso los que pueden grandes arreglos florales. 

En el cementerio

Esos arreglos florales son llevados en la mañana de 2, es decir hoy en las tumbas de los difuntos donde suelen pasar algunas horas a manera de acompañamiento.

Allí se les reza recuerdan anécdotas y se participan de las misas que se celebran y aquí termina la ceremonia, sin embargo sus flores perduran años y le dan una característica muy distintiva a estos cementerios. Es habitual que este hecho vea modificado el tránsito en los alrededores de los cementerios.

Más de Te puede interesar
Ximena López Domínguez, asesora de Casa de Producción, durante la presentación del Plan Nacional 111 mil.

COBERTURA DE DEMANDA LABORAL

El Plan 111 mil para emprendimientos tecnológicos

Busca la transformación digital de la Argentina, formando 100 mil programadores, 10 mil profesionales y mil emprendedores tecnológicos en tres años y proveer a las empresas de recursos calificados y a la vez generar miles de puestos de trabajo.

Hermana Glenda, predica la Palabra de Dios a través de la música y sus recitales solidarios tienen fines benéficos.

EL VIERNES EN EL CENTRO POLICIAL

Recital solidario de la Hermana Glenda por una parroquia

La Hermana Glenda lleva más de 20 años consagrada a Dios y 10 años dedicada a la evangelización a través de la música. el viernes 15 de diciembre, a las 20.30, ofrecerá un recital solidario en el Centro Policial Sargento Suárez, Ituzaingó 751.