DOS JOVENES ESTAN DETENIDOS

Las amenazas de bombas en colegios y en la terminal eran falsas

Tres llamados al 911 alertaban en la mañana de ayer sobre la presencia de artefactos explosivos en la terminal de ómnibus y en dos establecimientos educativos.

Por las amenazas de bomba, la terminal fue totalmente evacuada. Los autores están identificados y son jóvenes estudiantes mayores de edad.

Tras la verificación por parte del personal idóneo se constató que se trataba de  falsas alarmas. En relación a estos hechos fueron demoradas dos personas.

A las 7:37 un llamado telefónico al 911, alertaba sobre una amenaza con explosivos en el sector de encomiendas de la estación terminal de ómnibus.

Desde el Centro de Coordinación Operativa se dispuso un operativo especial que incluyó al Grupo de Especialistas en Explosivos de la Policía de la Provincia, bomberos los que se dirigieron al lugar.

Con la urgencia del caso se procedió a la evacuación del sector  ocupado por personal que allí trabaja, de pasajeros, como así también el corte de tránsito en toda la zona, en un diámetro de 400 metros.

Así se inició un minucioso control de todo el sector sin que ubicaran ningún objeto explosivo, por lo que se indicó que se habría tratado de una falsa alarma.

En la ENET 2

A las 8:30 otro llamado realizaba la misma alerta de amenaza con explosivos en el interior del establecimiento educativo ubicado en Tucumán y Buenos Aires, lo que motivó la inmediata intervención del personal del establecimiento, policías y efectivos de seguridad que realizaron la evacuación del edificio.
Se determinó que se trató de una falsa alarma.

En el Colegio Nacional

Otra alerta similar a las anteriores se registró poco después de las 10, pero esta vez se trataba de las instalaciones del Colegio Nacional, lo que provocó la evacuación de alumnos y profesores  que aguardaron en el sector externo el control que realizó posteriormente la Policía.

Dos jovenes demorados

Se dio intervención al Grupo Investigativo del Sector 2 que trabajó con intervención de la Fiscalía Penal 2, lo que los llevó momentos más tarde a poner en descubierto la identidad de las personas involucradas en las falsas llamadas de intimidación pública.

Minutos más tarde los policías, según lo trascendido procedieron a la demora de dos jóvenes de 18 años de edad, quienes estarían involucrados en el delito de intimidación pública agravado por amenaza de bomba, los que fueron puestos a disposición de la Justicia.

Hasta 6 años de prisión

El Coordinador del Centro de Coordinación Operativa, ante los acontecimientos vividos, hizo especial hincapié en que se trata de un delito contemplado en el Código Penal de la Nación Argentina, que prevé una pena de 2 a 6 años de prisión efectiva.

De esta manera  expresa que el art.211 del C.P., señala que será reprimido con prisión de 2 a 6 años el que para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos. Cuando para ello se empleare explosivos, agresivos químicos o materias afines, siempre que el hecho no constituya delito contra la seguridad pública, la pena será de prisión de 3 a 10 años.

El comisario mayor José Benjamín Hinojosa remarcó que es importante el uso responsable de las llamadas al Sistema de Emergencias 911, ya que una llamada moviliza un sinfín de recursos humanos y materiales que podrían estar atendiendo una urgencia real.

Las averiguaciones concretadas por el Grupo Investigativo del Sector N° 2, dejó al descubierto la identidad de dos sujetos quienes estarían involucrados en las falsas llamadas de intimidación pública que se registraron hoy en la terminal de ómnibus y dos establecimientos educativos.

Cabe destacar que fue amplio el despliegue de efectivos de áreas operativas y específicas como lo fueron los bomberos especialistas en explosivos, quienes confirmaron que no hubo artefactos explosivos en los lugares mencionados.

Más de Seguridad
El conductor intentó por todos los medios convencer a los policías para dejar pasar el incidente de su estado de ebriedad.

FUNCIONARIO DE UNA JUEZA

Conducía ebrio y ofreció una “coima" de 100 dólares

“Soy sumariante de una jueza, me las sé todas”, dijo el empleado judicial después de ser detenido por conducir en contramano y huir de la policía. Tras protestar y amenazar, el control indicó que llevaba 1.73 de alcohol en sangre.

El médico acusado de la muerte de su paciente llegó al hospital cafayateño once horas tarde a la cirugía programada.

CIRUGÍA EN CAFAYATE

Muere un paciente porque un médico llegó 11 horas tarde

Ocurrió en el hospital de Cafayate. Un hijo del paciente denunció por la muerte de su padre a un médico del hospital Nuestra Señora del Rosario, de esa ciudad por un hecho de presunta mala praxis. David Miranda, hijo del paciente contó que su padre, Ignacio, padecía un cuadro de neumonía patológica.

Un viajante se hizo pasar por directivo de una empresa y estafó a Dagún Deportes por 182 mil pesos

SE HIZO PASAR POR DIRECTIVO

Estafó a una casa de deportes por más de $180 mil

La maniobra fue ejecutada por un sujeto en su papel de viajante que llegó hasta las oficinas comerciales de Dagún Deportes, en Sarmiento al 700, donde el estafador convenció al comerciante de realizar una compra de telas a la empresa que representaba, radicada en Buenos Aires.