El Milagro salteño día a día

NO TENÍAN DONDE DORMIR

Finalmente los peregrinos de Iruya y Nazareno descansaron en el Dique La Ciénaga

Tras conocerse a última hora de ayer que unos 250 peregrinos de esas localidades no tenían dónde pasar la noche en La Ciénega tal como estaba previsto, hoy Nuevo Diario pudo corroborar que la situación se solucionó. Los peregrinos caminaron cerca de 400 kilómetros.

Bomberos asistiendo a los peregrinos en Maimará, Jujuy.

Las primeras informaciones indicaban que las personas que estaban a cargo de ofrecerles el alojamiento habían decidido a último momento cobrarles $1800  para pasar la noche.

Sin embargo, María José Chavéz bombera voluntaria del cuartel de Campo Castañares confirmó a Nuevo Diario que “todo fue un mal entendido” y que la gente pudo dormir en las instalaciones del camping.

Asistencia

“Esta noche llegan a La Caldera y de ahí mañana partirán a las 6 con destino a la Catedral. Se estiman que van a llegar cerca de las 4 de la tarde”, explico Chávez.  

Los 30 voluntario del cuarte, desde hace años que asiste a los peregrinos en Maimará, Jujuy. “El sábado estuvimos con ellos, dándoles la comida y asistencia sanitaria, les curamos los pie y les dimos masajes. Mañana nos encontramos con ellos en La Caldera para venir caminando”, agregó.   

 

Más de Salta
Roque Mascarello, ministro de Salud, ratificó que el primer pago será del 5% retroactivo a febrero.

SITEPSA DECIDIRÁ LA OFERTA HOY

Estatales aceptaron un 15% anual a pagar en cuatro cuotas

Los gremios que nuclean a trabajadores estatales (salud, educación, administración centralizada y descentralizada, etc.) aceptaron un incremento del 15% anual que será abonado en forma escalonada en  cuatro cuotas.

Lo que hay que pagar por un puñado de hojas de coca. Los coqueros sufren ante la escasez y la suba de precio.

SIN "COQUEO" NO HAY PARAÍSO

Por la escasez el kilo la hoja de coca trepó a los $1.000 en Salta

Un cuarto de la población de Salta, aproximadamente 300 mil almas, sufren el excesivo aumento del precio de la coca vegetal. Buena parte de la población norteña es adicta a la masticación de hojas de coca, más conocida como “coqueo”.