Néstor Gauna
Director

NUEVO DIARIO DIGITAL

Volvemos a Internet totalmente renovados

Después de un largo proceso de identificar lo que buscás en un diario online en nuestra querida Salta, desarrollamos esta nueva plataforma adaptable todos los dispositivos con acceso a internet.

Por Néstor Gauna para Director NDS |

Página web adaptable a todos los dispositivos con acceso a internet
Decir que los tiempos están cambiando es decir una verdad de Perogrullo.
Lo cierto es que desde la creación de la Tierra y de la aparición del hombre en ella, los cambios han sido una constante imparable sea por la intervención del ser más poderoso o por la naturaleza misma.
Es por ello que la palabra “cambio” cobra una relevancia cíclica y a veces aprovechada hasta por los políticos para “cambiar” aquello que luego sigue siendo igual. También es cierto que los procesos de cambio generan en las personas diversas reacciones y hasta temor de incursionar en algo nuevo.
El concepto de cambio en el espectro comunicacional se ve reflejado en las distintas maneras que aparecieron de transmitir una noticia o información. Una de esas maneras son las redes sociales donde la confiabilidad de las mismas a veces no cumple con la fiabilidad que si tienen otros medios, como en el caso de los diarios de papel.
También el cambio va llegando a los lectores de diarios tradicionales, donde la comunión entre la tinta, las letras de moldes, el papel y el romance con el lector parece empezar a resentirse dado que poco a poco van migrando a –principalmente- los celulares, esos aparatitos que no tan lentamente van convirtiéndose en imprescindibles.
También es cierto que el lector de Nuevo Diario papel, despacio y sin pausa va incursionando en el espacio virtual y es por ello que la Dirección del “diario chiquito” decidió cambiar o afianzar el sitio web de la publicación y adherir a los procesos tecnológicos para tratar de seguir seduciendo al desprevenido lector, pretendiendo y deseando que siga siendo “nuestro” lector.
El esfuerzo realizado merece el reconocimiento hacia las personas que integran el equipo de trabajo que logró esta transformación: Social Center, Code Dimensión, el personal de la Sección Comercial y por supuesto el incansable staff periodístico de la publicación papel y ahora virtual, cuyo mayor valor radica en ser generadores de información verosímil y muchas veces fuente de consulta de otros medios.
Dicho esto sólo resta exponer a su criterio y consideración este sitio, “nuevo” y “cambiado” para que principalmente sepan -realmente- y de primera fuente que pasa en Salta.
Entonces –simplemente- sean bienvenidos, al papel y a la red.

Muy atentamente:

Néstor Arnaldo Gauna

Director NDS

 

Conocé alguna de nuestras secciones y novedades 

Más de Opiniones
El grupo de Marisa Ruiz viene de un importante éxito (Suegras bárbaras) y renovó la apuesta por la comedia de enredos.

Sobre tres obras humorísticas

¿De qué se ríen los salteños?

Los tiempos de crisis y debacles sociales han sido el abono más fértil para los teatreros; la historia de esta práctica demuestra que el teatro, si bien disminuye las producciones, no se amilana y hace su aporte pues hay algo urgente para decir. La naturaleza dialéctica, social, testimonial o política del arte escénico emerge y “planta su pica en Flandes”.

Horacio Verbitsky en la presentación de su libro "Vida de Perro" en la Legislatura de Salta.

HORACIO VERBITSKY EN SALTA

Elipsis

Ignoro cuál, si profesa alguna, es la religión de Horacio Verbitsky. Sospecho que el budismo por ese modo pausado y reflexivo de hablar (¿así son los budistas?) que adoptó la semana pasada en la presentación de su libro en la Legislatura. Pero qué interesa.

La "patria celeste" puede calificar de apóstatas de la salteñidad a las mujeres que se movilizaron a favor del aborto legal. (foto: NDS).

Al infierno de la clandestinidad

Patria celeste

Cuando los opositores a la legalización del aborto abusaban de alusiones como “Salta defiende las dos vidas” o se identificaban con los colores de la bandera argentina, no sólo trataban como extranjeras indeseables a quienes impulsaron durante meses el proyecto.