RÉCORD DE INDECISOS

Preven cuádruple empate en las elecciones en Francia del domingo

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia del domingo 23 de abril, la distancia que separa a los cuatro candidatos principales se estrecha, obligándolos a realizar un último esfuerzo para seducir a un número récord de indecisos.

"Estaré en la segunda vuelta", dice Jean-Luc Mélenchon, quien desmintió ser de extrema izquierda. (Reuters).

Francia se mantiene en vilo por el número récord de indecisos. La balanza puede inclinarse hacia cualquiera de los cuatro contendientes que están cerca de pasar a la segunda vuelta. La ultraderechista Marine Le Pen y el centrista Emmanuel Macron son los más cercanos al ballotage.

El candidato centrista, Emmanuel Macron, y la candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, permanecen igualados con el 22%, justo por delante del conservador François Fillon y el representante de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon. El pelotón tiene una distancia de entre tres y cinco puntos, según los últimos sondeos, lo que deja la puerta abierta a cualquier escenario, teniendo en cuenta el margen de error.

En tanto, el dato que deja sin dormir a los jefes de campaña es el inédito nivel de indecisos: uno de cada tres electores no sabe aún a quién votar. Otros, además, indicaron a las encuestadoras que su decisión "podía cambiar" en los próximos días".

Para los analistas, el modo de votación incita a los electores a emitir un voto útil y elegir "al menos malo de los candidatos que tienen una posibilidad", según el investigador Michel Balinski, del Centro Nacional de la Investigación Científica (CNRS).

En un país marcado por los atentados recientes, un acentuado desempleo y una economía débil, los votantes castigaron con el rechazo al socialista Benoît Hamon, candidato del oficialismo, quien queda relegado de la foto final con una intención de voto de apenas el 7,5%. Los votos de la izquierda fugaron hacia Mélenchon o Macron.

Los franceses parecen confusos en medio de una campaña atípica y marcada por los escándalos. Los electores de derecha han asistido así a la caída de la popularidad del ex favorito de la campaña, el conservador François Fillon, tras las revelaciones sobre los supuestos empleos ficticios otorgados a su esposa y a dos de sus hijos.

El sábado, en campaña en el centro del país, pronunció un discurso vibrante sobre Francia, su identidad y el patriotismo, fustigando al "comunitarismo" y al "islam". Para sus partidarios, el avance en estas últimas semanas de Jean-Luc Mélenchon podría jugar a su favor, removilizando a los electores de derecha. Los fillonistas promueven la amenaza de una segunda vuelta entre dos extremos, insistiendo sobre la audiencia de Marine Le Pen.

La oferta de la izquierda también está dividida. El vencedor sorpresa de las primarias en su sector, el socialista Benoît Hamon padece el avance de Mélenchon y la unión de los barones socialistas en torno a Emmanuel Macron.

"Estaré en la segunda vuelta", afirma, por su parte, Mélenchon en las columnas del diario Le Parisien. Acusado de populista por sus detractores, el líder de Francia Insumisa, un antiglobalización crítico con Europa, desmiente ser de extrema izquierda y se describe como un hombre "apasionado" e insumiso frente al orden establecido por capitalistas y liberales. En las últimas semanas, logró concentrar a un importante y creciente número de seguidores en sus presentaciones.

Francois Fillon con su esposa (AFP)

Francois Fillon con su esposa (AFP)

Más de Mundo
Sigue generando malestar un discurso de Macron pronunciado en el G20, que fue calificado de "racista y misógino".

MALESTAR Y CRITICAS

. El presidente de Francia Emmanuel Macron fue criticado por sus dichos de connotaciones racistas sobre la natalidad en África. Fue durante su presencia en la cumbre del G-20 cuando se refirió a las problemáticas que atraviesa el continente africano en un tono considerado por expertos como racista.

El jefe del Gobierno de Trípoli, Fayez al Sarraj (derecha.), y al mariscal Jalifa Hafta.

EXPECTATIVA DE RESOLUCIÓN

. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibirá este martes a los dos principales protagonistas de la crisis en Libia, el jefe del Gobierno de Trípoli, Fayez al Sarraj, y el mariscal Jalifa Haftar, en búsqueda de un compromiso para sacar al país del caos.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer consideró que hubo un nuevo error de Trump.

CAMBIOS EN SU EQUIPO

. El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer anunció ayer su dimisión, presuntamente en protesta por el nombramiento de Anthony Scaramucci como director de comunicaciones de la sede gubernamental. 

El mandatario no pudo cumplir su promesa de reforma de salud para reemplazar el Obama Care.

DONALD TRUMP

. Donald Trump cumplió ayer seis meses en la Casa Blanca y, pese a haber ganado la Presidencia con la promesa de hacer historia, tiene a sus bancadas mayoritarias en el Congreso paralizadas por conflictos internos.