FERNANDO HADDAD LOGRO EL 28%

Bolsonaro ganó con un 47% en Brasil, pero habrá segunda vuelta

El legislador de extrema derecha Jair Bolsonaro ganó las elecciones presidenciales de Brasil, pero la contienda se definirá en una segunda vuelta con su rival de izquierda, el exalcalde paulista Fernando Haddad, quien pidió unir a los demócratas contra el líder de la ultraderecha.

El ganador de la ultraderechista Jair Bolsonaro, dio un discurso con tono militar y dijo que “sólo faltan tres semanas para la victoria final".

Bolsonaro se impuso en la primera vuelta con un impactante 46,7 por ciento de los votos, pero deberá enfrentar en ballotage a Fernando Haddad, del PT, que logró el 28,4. que le alcanzaron para lograr un balotaje el 28 de octubre.

Una encuesta de salida entre 30.000 votantes realizada por el instituto de estudios Ibope sugirió que Bolsonaro ganaría el domingo el 45 por ciento de los votos válidos, y Haddad se llevaría el 28 por ciento. La encuesta tiene un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales.

Bolsonaro, un ex capitán del Ejército que elogia las dictaduras y promete una brutal represión contra el crimen y la corrupción, trepó en las encuestas de opinión en la última semana montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder está en la cárcel por corrupción.

Bolsonaro, de 63 años, ganó impulso luego de un ataque a puñaladas casi fatal en un mitin hace un mes que le impidió hacer campaña. El candidato había pedido apoyo a través de las redes sociales para ganar la mayoría de los votos y triunfar en las elecciones en primera ronda.

Seguidores de Bolsonaro fuera de su casa en Río de Janeiro ondeaban la bandera verde amarilla nacional, coreando "Nuestro presidente!" cuando el candidato regresó de votar, acompañado de una enfermera, en un convoy de camionetas negras.

La sede de campaña de Haddad en un hotel de Sao Paulo estalló en festejos cuando las encuestas a boca de urna mostraron que la carrera iría a una segunda vuelta. Algunos sondeos recientes mostraron que podría ganarle a Bolsonaro en un balotaje.

Con todo, las encuestas de salida mostraron grandes victorias a nivel estatal de aliados de Bolsonaro, en un resultado sorpresivo que mostró grandes derrotas para los candidatos del PT, incluyendo a la destituida expresidenta Dilma Rousseff, que se había postulado para una banca en el Senado.

Haddad, exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo, se ha presentado en la contienda en representación del fundador del partido, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que está cumpliendo una condena por sobornos y lavado de dinero.

Los partidarios de Bolsonaro culpan al PT -que gobernó a Brasil durante 13 de los últimos 15 años- de uno de los mayores escándalos de corrupción del mundo, de la creciente delincuencia que ha llevado a Brasil a ser el país con mayor cantidad de asesinatos del mundo, y de políticas económicas imprudentes que contribuyeron a la peor recesión del país en una generación.

En la elección más polarizada desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldado de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción.

Segunda vuelta

El próximo 28 de octubre tendrá lugar la segunda vuelta presidencial en Brasil entre el candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, y su rival del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad.

Con más de 96% de los votos ya escrutados en casi todo el país, los resultados primarios del Tribunal Supremo Electoral (TSE) señalan que Bolsonaro obtenía el respaldo del 46,7% del electorado, mientras que Haddad se alzaba con 28,4% de los sufragios. Pese a esa diferencia, habrá segunda vuelta.

Fueron convocados unos 147,3 millones de electores para elegir al sucesor de Michel Temer.

Más de Mundo
En la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco santificó a las dos reconocidas figuras católicas: Oscar Arnulfo Romero y el Papa Pablo VI.

ARZOBISPO ASESINADO

El Papa santificó al salvadoreño Oscar Romero y a Pablo VI

El Papa Francisco declaró santo ayer domingo a dos de los más polémicos personajes de la Iglesia Católica Romana del siglo XX, el asesinado arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero y el Papa Pablo VI, quien se opuso abiertamente al uso de anticonceptivos en los años ‘60.