MUERTE EN BELGRANO AL 1500

Testigos comprometen la situación del principal sospechoso de la muerte de un sereno

Ayer declararon dos obreros que ubicaron a Alejandro Hoyos Serrudo, en el lugar en donde murió el sereno Juan Martínez el año pasado. Se espera que hoy declaren amigos de su cómplice y quien compró un celular robado en el mercado San Miguel.

Hoy declaran amigos de Pose.

El fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ramiro Ramos Ossorio, explicó que durante la jornada de ayer prestaron declaración ante el juez Bernardo Ruiz de la Sala II del Tribunal de Juicio, dos albañiles que trabajan en la obra de Belgrano al 1500 al momento de los hechos. Ambos coincidieron en que Hoyos Serrudo se encontraba en el segundo piso del edificio el día del crimen por la tarde, pese a que había sido despedido días antes y que ya había retirado sus pertenencias, dichos que comprometen aún más la situación del imputado.

 También declaró un efectivo policial de la División Homicidios que investigaba el brutal homicidio y que siguiendo una línea investigativa, llegó al principal acusado y lo entrevistó. Relató que Hoyos inicialmente le dijo que estuvo trabajando como seguridad en un local nocturno y que luego, tras incurrir en algunas inconsistencias no pudo explicar su actividad de aquella tarde noche, lo cual llevó a su detención.

 Para la cuarta jornada de la audiencia se espera recibir el testimonio de amigos del imputado por encubrimiento, Posee, y de la persona que de buena fe, compró en un local comercial del mercado San Miguel, el celular robado a Martínez y cuyo rastreo fue fundamental para la investigación.

Más de Judiciales
Ricardo Sáenz.

8°EDICIÓN DEL CICLO: "CLAVES PARA INTERPRETAR LA ARGENTINA”.

El fiscal Ricardo Sáenz disertará en Salta

Analizará la situación de la Justicia en la Argentina, los avances en las investigaciones de los delitos de corrupción, entre otros temas.

La mujer acusada de estafa vive en el barrio Las Colinas, donde engañó a sus propios vecinos.

ENGAÑÓ A SUS PROPIOS VECINOS

Desde el martes enjuician a la estafadora de B° Las Colinas

Clara Inés Romero, ya fue condenada a cinco años de cárcel por vender lotes que le pertenecían al Auto Club Salta. Y aunque sólo cumplió tres años y diez meses por estafa, al recobrar su libertad en el 2014 volvió a las andanzas con la venta ilegal de terrenos en Las Colinas.