Raúl Reynoso fue trasladado a la cárcel federal de Güemes

El ex juez federal Raúl Reynoso, fue llevado, ayer desde el hospital San Bernardo donde estaba internado, hasta la cárcel de General Güemes.

El ex magistrado estuvo internado por presión alta y descompensación en su diabetes, desde el 12 de julio pasado.

Mientras se define su situación judicial en relación al pedido de prisión domiciliaria o internación en un centro de salud, permanecerá alojado en un sector modificado, donde tiene espacio para un televisor, escritorio y recreación,  además de calefacción para esta época.

En la semana que se inicia se espera que el médico forense que estuvo revisando a Reynoso el miércoles último, evalúe su estado de salud, y luego permita definir su alojamiento, a la espera del juicio, que podría llegar antes de la finalización del año.

Un oficio librado por el juez en feria Miguel Medina, permitió que una descompensación, sufrida en Güemes, por Reynoso, lo dejara alojado en el San Bernardo.

Sin embargo los fiscales Eduardo Villalba y Diego Iglesias, presentaron un escrito para que se insistiera en la necesidad de un informe de médicos forenses, ya que se contaba con una evaluación de médicos del nosocomio local.

Los fiscales entendían que los médicos forenses, son los encargados en conocer lo que ofrecen las distintas unidades carcelarias, ante problemas de salud.

En el caso de Reynoso se asegura que Ezeiza es  el sitio que lo pudiere contener en caso de ser necesario.

De todas maneras hasta la próxima semana permanecerá en esa cárcel, hasta que el juez Julio Bavio resuelva, con el informe forense en mano, la situación carcelaria del ex magistrado.

Hoy el Tribunal Oral Federal tiene la requisitoria de elevación a juicio para poner fec

Más de Judiciales
Dos hombre, el ex esposo de la víctima y su sobrino, pergeñaban despojar a la mujer de un terreno.

VIOLENCIA FAMILIAR

Sobrino violento debe retirarse del hogar y compensar económicamente a su tía

Por intervención de la Defensoría Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género Nº2, un hombre violento al que le habían levantado la exclusión del hogar se le volvió a imponer la orden y debe compensar económicamente a su víctima, una tía política. El hombre fue acusado, además, de temeridad y malicia.