PAGAR PARA LIBERAR DETENIDOS

La abogada Esper fue implicada en coimas en la causa Reynoso

Gustavo Meneses, fue quien complicó a la abogada María Elena Esper, una de las imputadas por integrar supuestamente una asociación ilícita en la causa del ex juez Raúl Reynoso, en la que se cobraba coimas para liberar detenidos.

NDS |

La abogada María Elena Esper en la audiencia. Gustavo Meneses declaró: "Esper me dijo que había que pagar para que mi hermano quede libre”.

Una audiencia más se llevó a cabo ayer, en horas de la tarde, un horario poco habitual. Se juzga al ex juez Raúl Reynoso, a cuatro abogados, dos empleados del Juzgado Federal de Orán y a la hermana de uno de ellos.

“Mi hermano, Pablo Meneses, estuvo detenido por una extensa causa, sin nada que lo acusara, y Esper me dijo que había que pagar para que quede libre”, sostuvo Gustavo Meneses quien fue el contacto entre su familia y la abogada a quien dijo se le entregaron 100 mil pesos la primera vez, 200 mil la segunda, por su hermano y 300 mil pesos, divididos en dos bultos por la libertad de Bruno Mazzone.

Tanto Mazzone, como Meneses e Iván Cabezas, aseguran que las causas que se les imputaron fueron “armadas” ya que obtuvieron su libertad pagando teniendo en cuenta que nunca se hizo una presentación formal para obtenerla por los cánones jurídicos.

“La doctora me dijo que no había nada que lo incriminara a mi hermano, ni en narcotráfico ni lavado de activos, como se lo acusaba, pero que había que empezar pagando 200 mil pesos para que todo se movilizara. Este dinero lo llevé al departamento de Esper”, dijo Meneses.

Remarcó en varias oportunidades que Esper le decía que quien recibía la plata era “el tío” ,y que así nombraba al ex juez Federal Raúl Reynoso.

Refirió que cuando se le solicitó el resto del dinero, ya que se les había pedido un total de 500 mil pesos, le pidió que se esperara uno días ya que se les estaba dificultando conseguir, dijo que un gran porcentaje fue el producto de usureros, a quienes se vieron obligados a recurrir.

“Como a mi me daba cierta desconfianza, porque entregábamos mucha plata, y no sabía cuándo saldría Pablo, la doctora (por Esper) me citó en el Juzgado Federal donde llegué en un remis y nos encontramos en la puerta. En el interior del automóvil puse el dinero en un bolso, y luego ingresamos.

En el juzgado nos fuimos al baño, yo (Gustavo) llevaba el bolso con el dinero, entramos al baño, ahí se lo pasé a la doctora y ella se dirigió supuestamente a verlo  a Reynoso. Cuando salió me hizo tocar el bolso en señal que el dinero, 100 mil pesos habían sido entregados”, dijo Gustavo Meneses.

Esta situación se repitió otra vez, llevando 150 mil para Mazzone. Los otros 150 mil también para lograr la libertad de Mazzone, se los entregó a Esper en su departamento ese mismo día.

El resto de la plata para lograr la libertad de Pablo Meneses fueron entregados a Esper, cuando quien estaba detenido quedó libre y el mismo se encargó de cumplir con lo “pactado”. Mientras esto ocurría Esper en su silla de imputada, movía la cabeza en señal de negación.

La defensa de la abogada a cargo de Daniel Luna, consultó a Gustavo Meneses sobre algunos detalles del departamento de Esper y de sitios a donde habían concurrido a almorzar, todo respondido por el testigo.

El otro testigo fue el secretario privado de Raúl Reynoso, Rodrigo Quipildor, quien hizo referencia a la forma que se manejaba laboralmente en el Juzgado Federtal de Orán, confirmando el trato autoritario que se recibía, la grabación de CD de la hija cantante del ex juez que lo hacía el propio testigo.

“Esto lo grababa en horario de trabajo del juzgado, lo que no me impedía seguidos con mis labores, esos CD luego eran entregados en los recitales y a veces se regalaban a algunas personas que iban a ver al juez”, dijo Quipildor.
La próxima audiencia se realizará el lunes próximo en horario habitual de las 8 de la mañana.

Más de Judiciales
Dos hombre, el ex esposo de la víctima y su sobrino, pergeñaban despojar a la mujer de un terreno.

VIOLENCIA FAMILIAR

Sobrino violento debe retirarse del hogar y compensar económicamente a su tía

Por intervención de la Defensoría Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género Nº2, un hombre violento al que le habían levantado la exclusión del hogar se le volvió a imponer la orden y debe compensar económicamente a su víctima, una tía política. El hombre fue acusado, además, de temeridad y malicia.