NARCOESCÁNDALO

Delfín Castedo negó cargos por narcotráfico y agregó otra acusación contra Reynoso

Aseguró que jamás fue indagado antes en esta causa y negó inclusive la firma inserta al pie de una declaración indagatoria que el ex magistrado le adjudicó en 2013.

Castedo Aguilera agregó una nueva sospecha sobre el ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso.

El sindicado jefe narco Delfín Reynaldo Castedo Aguilera fue indagado ayer en la sede del Juzgado Federal N° 1 de esta ciudad por el juez federal subrogante de Orán, Jorge Montoya, quien viajó especialmente para este cometido, igual que el fiscal federal de Orán, José Luis Bruno, quien contó con el acompañamiento del fiscal federal y coordinador del distrito, Eduardo Villalba.

El acusado, que está alojado en la cárcel federal de Güemes, llegó a los tribunales federales de la calle España a las 10:10, con chaleco antibalas y a cara descubierta, rodeado de hombres del Grupo Especial de Asalto Táctico (GEAT) portando armas largas que acapararon la atención de empleados y asistentes a los Juzgados.

Lo retiraron cerca de las 14, luego de que le leyeran la nueva acusación, las pruebas, de que hablara, y de la visita de un perito de Gendarmería Nacional que vino a tomarle una muestra de su escritura, para cotejar con la firma inserta en la declaración indagatoria de 2013 que el acusado niega.

Castedo está siendo investigado en dos causas judiciales radicadas en la provincia: la Justicia de Salta lo tiene imputado, junto a su hermano Raúl “Ula” Castedo, como autor intelectual del asesinato de la pequeña productora rural Liliana Ledesma, cometido en 2006.

La Justicia Federal de Orán lo investiga por actividades vinculadas al narcotráfico. En esa causa, que se impulsó tras el homicidio de Ledesma, consta que el 5 de diciembre de 2013 fue indagado por el entonces juez Reynoso, y posteriormente procesado. La novedad de la indagatoria y el procesamiento se hizo pública tras su detención, en julio pasado.

Más agravantes

Ahora se lo trajo para ampliar esa declaración indagatoria, dado que los fiscales agravaron la acusación, considerándolo el jefe de una asociación ilícita dedicada al narcotráfico, y le imputaron también lavado de activos de origen delictivo, uso de documento público falso y tenencia de arma de guerra.

La Fiscalía y la defensa, a cargo del abogado Mariano Ariel Álvarez, informaron que Castedo negó las imputaciones. Según el letrado, el crecimiento patrimonial de su defendido se explica por su actividad: desde los 13 años de edad trabajó en un comercio de Salvador Mazza, del que cobró una indemnización y adquirió con ese dinero una empresa de videojuegos en Tartagal. Con las ganancias de este negocio adquirió una finca (Las Maravillas) que luego vendió y compró la finca El Aybal (de casi 20 mil hectáreas), que vendió al particular Eduardo Torino, quien para los fiscales es un testaferro del acusado.

Castedo negó además ser el dueño de la finca El Pajeal, lindante con El Aybal. Dijo que sí hizo trabajos en ese lugar en un acuerdo con el ex diputado José Ernesto Aparicio (fallecido en 2013) y que luego tuvo un usufructo de uso para la cría de ganado. El Pajeal está a nombre de la familia de Aparicio, quien para los fiscales era el “primigenio” jefe de la banda narco y a quien sucedió Castedo. Los fiscales sostienen que éste tenía dominio sobre ambas fincas hasta el momento de su detención.

En cuanto al uso del documento de identidad a nombre de Héctor Lungu, trascendió que Castedo se limitó a decir que se lo habían vendido. Y negó la propiedad de la escopeta y el revólver que Gendarmería secuestró en las fincas.

Más de Judiciales
Dos hombre, el ex esposo de la víctima y su sobrino, pergeñaban despojar a la mujer de un terreno.

VIOLENCIA FAMILIAR

Sobrino violento debe retirarse del hogar y compensar económicamente a su tía

Por intervención de la Defensoría Oficial para Víctimas de Violencia Familiar y de Género Nº2, un hombre violento al que le habían levantado la exclusión del hogar se le volvió a imponer la orden y debe compensar económicamente a su víctima, una tía política. El hombre fue acusado, además, de temeridad y malicia.