Atrapan banda que amenazó al presidente Mauricio Macri

La Policía Federal (PFA) investiga a una banda que llamó al sistema de emergencias 911 para advertir que iban a poner una bomba en el departamento que el presidente Mauricio Macri posee en la avenida Libertador de Buenos Aires.

El llamado que desató la investigación se produjo durante la madrugada del viernes, aunque fuentes vinculadas con el caso informaron a Télam que desde el teléfono que se realizó la "llamada intimidatoria" se detectaron 9.000 llamadas al sistema de emergencias durante el 2016.

El departamento sobre el cual se produjo la amenaza de bomba pertenece al jefe de Estado pero se encuentra ocupado por el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, desde principio de año.

El contenido de la llamada ocurrida el viernes a las 3 desató la urgente intervención del ministerio de Seguridad que, a través de la PFA, logró detener ayer a una mujer y a un hombre vinculados con las llamadas, durante dos allanamientos realizado en la provincia de Buenos Aires.

Los operativos fueron realizados por el Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal, que intervino por orden del juez federal Sebastián Ramos, quien lleva la causa por "intimidación pública" que se encuentra bajo secreto de sumario. Una de las detenidas es Verónica Morínico quien, según los investigadores, era quien utilizaba el teléfono del cual se realizaron las 9.000 llamadas, y que también tuvo 300 contactos con un teléfono que utilizaba Sergio Alves, el otro detenido por el caso. Se indicó que hay otra persona prófuga por e

Más de El País
El sector dialoguista logró imponer la continuidad del triunvirato de la CGT que ahora tiene mandato hasta el 2020.

LA CÚPULA SIGUE HASTA EL 2020

Se profundiza la rebelión interna contra el triunviro de la CGT

Tras la decisión de la conducción de la CGT de no renovar autoridades hasta 2020, el secretario general adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, lanzó duras críticas al señalar que con esa estrategia "los más beneficiados" serán el presidente Mauricio Macri y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.